La economía chilena ha mostrado un escenario de desaceleración en los primeros meses del año. El crecimiento de 1,7% acumulado entre enero y abril ha llevado a que las expectativas de crecimiento para el año se ajusten a 2,9%.

En medio de este cuadro, un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) encabezado por el jefe de la misión del FMI para Chile, Luca Ricci, visitó Santiago para analizar la evolución reciente en materia económica y política, y a tres meses de que publique el avance del Artículo IV sobre el país (en septiembre próximo). Durante la estadía, la misión se reunió con funcionarios del gobierno y con representantes del sector privado y el ámbito académico.

Entre sus principales recomendaciones para que el país pueda acelerar su crecimiento económico, sostuvo que es “crucial” acelerar el proceso de las reformas Tributaria, Laboral, Pensiones y Salud, ya que su demora “ha contribuido a generar incertidumbre interna en materia de políticas, lo que ha perjudicado la confianza y las decisiones de inversión”.

“El gobierno ha estado procurando apoyar el crecimiento y atender las necesidades de desarrollo y sociales mediante un amplio conjunto de reformas” y agregó que “en adelante, será crucial alcanzar pronto un acuerdo en torno a las reformas de las políticas, a fin de apuntalar la confianza interna en este período de agudizada incertidumbre mundial”, señaló el FMI.

Este hecho coincide con la instrucción que dio el Presidente Sebastián Piñera a su equipo económico, y en especial a Hacienda y Trabajo: acelerar las reformas tributaria y de Pensiones.

El FMI, en su informe, también mencionó el programa de US$1.400 millones en proyectos anunciado recientemente por el gobierno para alentar el crecimiento, a través del Ministerio de Obras Públicas.

La misión externa puntualizó que las autoridades chilenas esperan una contribución anual al crecimiento de estas medidas del orden de 0,4 puntos porcentuales a lo largo de 2019-2020.

Escenario Fiscal

En el plano fiscal, el FMI destacó que el “mantener el balance fiscal estructural y las metas de inflación sigue siendo una prioridad para las autoridades”.

En ese contexto, la entidad internacional prevé que las autoridades alcancen las metas del balance estructural, “aunque se espera que el déficit fiscal general (efectivo) sea mayor en 2019, sobre todo como consecuencia de las expectativas de precios más bajos del cobre que los contemplados en el presupuesto”. Asimismo, se prevé que la deuda se estabilice a comienzos de la década de 2020.

El FMI recomendó que ante la incertidumbre que se avecina, cobrará aún más importancia “la firme orientación de las futuras medidas de política monetaria, que habrán de seguir estando supeditadas al surgimiento de señales claras sobre la trayectoria de la inflación”.

/psg