La tarde del miércoles se suspendieron las tareas de rescate del cuerpo de Salomón Veizaga, el hombre de 45 años cuyo cuerpo quedó atrapado en la mina San José de Tocopilla, restos que no pudieron ser traídos a la superficie.

Lo anterior debido al peligro que significa entrar al pique, al que se arriesgaron los rescatistas que operaron por más de seis días en el lugar, según confirmó el intendente Marco Antonio Díaz.

El jefe regional precisó que los problemas estructurales no hacen conveniente concretar ingresos adicionales y solicitó a la Seremi de Gobierno contactar a la familia para entregarles las explicaciones del caso.

Por su parte, el subdirector del Sernageomin, Pablo Rivas, señaló que ahora se dará paso al cierre definitivo de la mina, labor que estará a cargo de los equipos en terreno del organismo, quienes deberán sellar todas las entradas.

El derrumbe dejó atrapados a otros dos hombres: Denny Veizaga, de 19 años, hijo de Salomón, cuyo cuerpo fue rescatado el sábado 15 de junio; y Leonardo Condori, de 64 años, quien sobrevivió a la caída de material.

/carolina braun