La “Roja” femenina estuvo a solo un gol de poder lograr la clasificación a octavos del Mundial, pero en un final de infarto, en el que incluso falló un penal, Chile derrotó por 2-0 a Tailandia, pero no le alcanzó para conseguir el boleto a la siguiente fase.

La dirigidas por José Letelier necesitaban ganar por tres goles de diferencia, dada la victoria de Camerún por 2-1 a Nueva Zelanda, pero el tiempo se les acabó y el triunfo no bastó para avanzar.

A los 47 minutos la portera rival hizo un autogol que comenzó a darle esperanzas a las chilenas. Chile llegaba y llegaba a la portería de Tailandia, manejaba la pelota, pero no era efectiva, hasta que a los 80′ María José Urrutia conectó de manera perfecta un cabezazo con el que puso el 2-0 y la ilusión crecía.

Cuando quedaban cuatro minutos parecía que la hazaña se lograba. Luego de la revisión del VAR, la jueza cobró un penal a favor de Chile, tras una falta de la arquera tailandesa y con eso, la clasificación a octavos estaba cada vez más cerca.

Sin embargo, Francisca Lara, estrelló su lanzamiento en el horizontal y ahogó el grito de gol de la “Roja”.

A pesar de la eliminación, la escuadra chilena se mostró como una selección que puede tener un potencial a futuro si de verdad se hace un cambio en el fútbol femenino.

Por Ignacio Soto Bascuñán