Universidad de Chile continúa su frenética búsqueda por contratar refuerzos para el segundo semestre y uno de los nombres que está empezando a cobrar cada vez más fuerza es el del volante Francisco “Gato”  Silva.

El formado en Universidad Católica es un viejo anhelo en el CDA y han llevado conversaciones sigilosas para conseguir la contratación de un futbolista que ya estuvo cerca de ir a los azules cuando eran dirigidos por Jorge Sampaoli.

Hoy, el panorama parece simplificarse para el arribo del contención a La Cisterna. Y detrás de todo está alguien con importante pasado en la U: Sebastián Beccacece. 

El trasandino acaba de asumir como entrenador de Independiente de Avellaneda, equipo en el que milita Silva. El adiestrador debe tomar la decisión de liberar dos cupos de extranjeros luego de la contratación del colombiano Andrés Roa.

Y el “Gato” de opaco rendimiento con la camiseta del “Rojo” es uno de los grandes candidatos a dejar el equipo. 

La intención de los dirigentes de la U es conseguir un préstamo del exseleccionado chileno de 33 años, quien tiene contrato hasta junio del próximo año con Independiente, cuadro que no ve con malos ojos la opción de desprenderse del jugador, que no estaría considerado en el proyecto de Beccacece.

Así, todo indica que ahora se deberían acordar los términos personales entre la U y el jugador, además de esperar que no aparezca otro cuadro interesado que pueda ofrecer una mayor cantidad de dinero.