En medio de la polémica que está atravesando el INE por el caso de posible manipulación del IPC, el director del organismo, Guillermo Pattillo quiere dejar atrás ese episodio y por ende anuncio una reorganización de la estructura del ente estadístico. Entre los principales cambios se pasará desde una estructura organizacional determinada por productos a una definida por los procesos de producción.

El nuevo diseño se orienta a incrementar la eficiencia en el uso de los recursos y a incentivar un trabajo colaborativo mucho más intenso, horizontal y verticalmente.

A partir del 3 de junio de este año, fecha en que se emitió la resolución respectiva, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) inició oficialmente la implementación de su nueva estructura organizacional. Esta tiene como principal objetivo contar con una organización eficiente que responda a las demandas por información estadística del país, elaborando productos con altos estándares de calidad.

Este nuevo diseño organizacional se complementa con el enfoque de gestión de recursos humanos basado en competencias laborales, integrado con los sistemas y tecnologías de la información.

De acuerdo al INE, para desarrollar el nuevo organigrama, se realizó un trabajo colaborativo que comenzó en octubre del año pasado y en el que participaron todas las unidades de la institución. Este trabajo también contempló un análisis de la experiencia internacional con instituciones equivalentes al INE, y los cambios se alinearon con los modelos para procesos de negocios estadísticos ampliamente adoptados por entidades elaboradoras de estadísticas oficiales a nivel mundial como el standard GSBPM (Generic Statistical Business Process Model), desarrollado por Eurostat/OCDE.

La nueva estructura organizacional que se está implementando constituye la mejora más relevante en la manera de trabajar que ha emprendido el INE en los últimos años y su implementación finalizará a fines de 2019. Cabe destacar que la reorganización ha generado y generará reasignaciones de funciones y cambios en la dependencia directa.

Cambio Clave

El aspecto más relevante de la nueva estructura lo constituye la clara separación de las funciones de las unidades dependientes de la Subdirección de Operaciones (SDO), encargada de la recolección, supervisión y verificación de datos, y de las pertenecientes a la Subdirección Técnica (SDT), encargada del análisis, procesamiento y difusión de estos datos y de la elaboración de los índices y otros productos estadísticos.

Así, la SDO se perfila como la responsable exclusiva de los procesos de construcción, configuración, logística y recolección requeridos para la producción de estadísticas, con un enfoque de mejora continua y fomentando el uso de nuevas herramientas y tecnologías que mejoren la calidad y eficiencia.

A su vez, la SDT destaca como el área que lidera el diseño, planificación y pruebas de los procesos de producción, ejecutando el diseño y planificación, procesamiento, análisis y difusión de resultados de producción de estadística; asegurando el cumplimiento de los principios y estándares de calidad definidos a nivel institucional y la detección y evaluación de necesidades de los usuarios de la información estadística, entre otros.

Esta clara separación de tareas, permite que operen controles cruzados para asegurar la calidad de los productos estadísticos, a la vez que evita la duplicidad de funciones que ciertos procedimientos de la producción estadística implicaban para ambas subdirecciones.

/psg