La Corte de Apelaciones de Santiago acogió recurso de protección y anuló la ordenanza dictada por la Municipalidad de Las Condes que prohibía fumar en plazas y espacios públicos de la comuna.

En fallo unánime, la Cuarta Sala del tribunal de alzada estableció el actuar arbitrario del municipio al dictar la ordenanza impugnada.

“En definitiva, luego de un diagnóstico de la situación y del examen de los compromisos asumidos por Chile en el Convenio Marco para el Control del Tabaco, el legislador reguló los lugares donde se prohibía fumar, sin que en una ordenanza municipal se pueda ampliar tal decisión, aun cuando encuentre respaldo en los perniciosos efectos del tabaco en la salud, pues el actuar de la administración supone respeto del ordenamiento jurídico, en cuanto se encuentra constreñida a realizar solo aquello para lo que fue expresamente autorizada”, sostiene el fallo.

“Al momento de resolver esta Corte no puede obviar, que en la discusión de los proyectos se escuchó a autoridades del Ministerio de Salud, de las facultades de medicina, y actores involucrados en el mercado, advirtiéndose que se trató de un proyecto polémico donde se buscó compatibilizar el derecho de las personas no fumadoras a tener un ambiente libre de humo de tabaco, versus el derecho de las personas que -no obstante el conocimiento de la situación y sus efectos no sólo en ellos sino que en los demás- han decidido fumar fuera de su casa, apareciendo que la opción legislativa reconoce el derecho a fumar de quienes quieren hacerlo en espacios abiertos, adoptando normas que potencien cambios conductuales que permitan avanzar cada vez más en la disminución de los niveles de consumo del tabaco”, añade.

A principios de noviembre pasado comenzó a regir la ordenanza, que buscaba descontaminar los espacios comunes y que fue aprobada por el concejo de la comuna a mediados de octubre.

La norma multaba a quienes fueran sorprendidos incumpliendo la norma, arriesgando multas entre 1 y 5 UTM (48 mil a 240 mil pesos).

/psg