El PS arriesga su extinción“. Así calificó este miércoles el diputado Juan Luis Castro la actual situación que vive el Partido Socialista, luego de un cuestionado proceso eleccionario, donde a casi tres semanas recientemente se formalizó quien será el próximo presidente de la colectividad, el senador Álvaro Elizalde, quien seguiría dos años más en el cargo.

Pero aún más profundo fue el cuestionamiento luego de conocido lo ocurrido en San Ramón, donde se acusó que un grupo de militantes tiene vínculos con el narcotráfico local. “Arriesga una fuga masiva de militantes que están asqueados, que están consternados y que muchas veces, por lo que he escuchado”, afirmó Castro.

El diputado apuntó directo a la cúpula de la colectividad, hoy aún encabezada por el senador Álvaro Elizalde, incapaces -afirma él- de reconocer la magnitud de la crisis y de disfrazarlo de un problema comunicacional. “Un congreso especial extraordinario, una mesa de transición y deponer la legitima lucha electoral frente a una crisis de tal envergadura que puede terminar con la vida y la historia del Partido Socialista“, agregó.

Cierto o no, la crisis en el núcleo del socialismo ha fracturado la estructura entera del partido. Si bien por días se venía incubando una explosión por la lenta entrega de resultados de los comicios, el punto álgido llegó con un reportaje de Canal 13 que reveló que ex militantes socialistas expulsados por la Municipalidad de San Ramón tuvieron participación en los comicios internos en la comuna, mediante el “acarreo” de votantes, entre otras faltas a la probidad. Una de ellas fue la inscripción de personas en el PS con una dirección particular asociada a un reconocido narcotraficante.

Estos antecedentes son relevantes ya que la comuna de San Ramón, liderada por el alcalde Miguel Angel Aguilera, presenta la mayor cantidad de militantes socialistas (casi 4.000), un 19% del padrón a nivel nacional, lo que podría haber inclinado la balanza en las elecciones internas. De hecho, la lista del Álvaro Elizalde logró más del 80% de los votos en ese sector. Además, la hermana del alcalde, Mónica Aguilera, obtuvo la cuarta mayor votación a nivel nacional para el Comité Central.

Del narcotráfico

Este viernes, después de varios días intentando coordinar un encuentro entre las listas de Maya Fernández y Álvaro Elizalde, el Tribunal Supremo del partido determinó anular los comicios realizados en esa comuna y en otras 19 localidades. El organismo ordenó una “intervención urgente” en San Ramón, “mandatando a integrantes de dicha instancia partidaria a fin de iniciar un proceso político-orgánico junto a la militancia de la comuna, con el objetivo de restablecer el estado institucional correspondiente”.

“Este tribunal hará valer sus facultades y competencias en cuanto a las medidas disciplinarias que sean necesarias con el propósito de salvaguardar la ética, los principios y la trayectoria del Partido Socialista y del conjunto de su militancia”, aseguraron en una breve declaración pública.

Esta acción había sido solicitada ya con urgencia por parte de líderes históricos, así como también por las bancadas socialistas del Congreso. Algunos fueron más lejos y decidieron presentar su renuncia, como es el caso del reconocido dirigente Óscar Guillermo Garretón, estrecho colaborador de Salvador Allende y como uno de los “fundadores” de la Concertación, quien renunció a su militancia.

El vínculo con el narcotráfico fue dado a conocer en 2017 por primera vez por el programa de TVN Informe Especial, en un reportaje titulado “Los tentáculos narcos en San Ramón”. Allí el aún alcalde, Miguel Ángel Aguilera -quien además era vicepresidente del PS- fue denunciado por la presencia de funcionarios presuntamente vinculados al narcotráfico en dicha alcaldía.

Pasaron los meses y el alcalde de San Ramón seguía insistiendo en su inocencia: a inicios de 2018 acusó un “montaje” de parte de un sector del PS para sacarlo del partido, asegurando que desde el conglomerado “me van a terminar pidiendo disculpas”.

El expresidente del PS, Osvaldo Andrade, quien se ofreció -infructuosamente- estos días a mediar en el enfrentamiento entre ambas listas, sostuvo que “en el caso de San Ramón todos hemos sido cómplices de un inusitado aumento del número de militantes. Todos teníamos una cierta noción y nos hicimos los lesos. Todos estuvimos en complicidad con esto, pero lo del narcotráfico es nuevo”.

Andrade calificó como una “mala idea” el establecimiento de una mesa interina -propuesta por un sector de la disidencia- e insistió en que la lista de Elizalde “ganó con holgura“, pero que no se debe desconocer que Maya Fernández obtuvo la mayoría nacional.

/gap