La Democracia Cristiana firmó ayer domingo un protocolo de acuerdo con el Gobierno para destrabar la discusión de la Reforma Tributaria, generando las críticas de la oposición.

Ante esta situación, el presidente del partido, Fuad Chahín, explicó que suscribieron este pacto por las pequeñas y medianas empresas. “Nosotros trabajamos durante meses con las Pymes, ellos le dijeron al Gobierno que no se sentaban solos con ellos si no estaba la DC, porque era el partido que les daba garantías de que sus puntos iban a estar considerados”, sostuvo.

Asimismo, precisó que el pacto es para el primer trámite, es decir, sólo en la Cámara de Diputados. “Es una manera de aterrizar los compromisos que se generaron para aprobar la idea de legislar”, sostuvo.

Por ejemplo, se incluirá un régimen de tributación simplificada para Pymes, apoyo a adultos mayores en cuanto a contribuciones y más recursos para las regiones, para que las grandes inversiones queden en el lugar.

Asimismo, Chahín afirmó que “nosotros no quisimos aumentar el impuesto a las personas y lo planteamos. Era un mal camino. Generamos un conjunto de mecanismos para compensar, el cual se aplicaría a los dueños de las grandes empresas. Son impuestos directos para quienes ganan más”.

Respecto de la Reforma Tributaria en general, aseguró que va a simplificar el sistema para todos, especialmente, para las Pymes. “Este acuerdo establece un conjunto de normas que hará mucho más cara la evasión. Hay normas especiales antielusivas”, sostuvo.

Ante las críticas por parte de los otros partidos de la oposición, afirmó que “nunca hemos permitido que los pactos de gobernabilidad condicionen las votaciones, vamos a votar como nos parezca mejor en cuanto al bien común”.

“A algunos nos les gustará el rol de la DC, pero no estamos para hacerles el gusto a ellos”, sentenció.

/psg