Cuando se está discutiendo el tema previsional, existen diferentes opiniones en cuanto a si efectivamente se cobrará doble comisión por parte de los cotizantes, referido al 4% adicional, sé que será de cargo del empleador. Cabe señalar, que ese porcentaje será en forma gradual y los efectos recién se verán en varios años más.

Mientras en nuestro país, este tema se analiza en el congreso, es significativo conocer que en Japón, país en el cual existe la mayor esperanza de vida, por sobre los 84 años en promedio, tanto para los hombres como para las mujeres, actualmente se cotiza un 18%, bastante más acorde con los países OCDE y muy lejano a nuestra realidad, que es un 10% y que hoy se está estudiando aumentar a un 4% en forma gradual y en discusión que entidad administrará ese porcentaje, que parece muy apetecible por muchos y que no necesariamente será mejor que el actual.

En el país Nipón, se hizo un estudio donde se llegó a la conclusión, que los fondos acumulados por los trabajadores, no alcanza para obtener una buena pensión al momento de la jubilación, y eso se debe a que no está asegurado los trabajos y menos con el aumento de las expectativas de vida. En Japón, su gente está envejeciendo más aceleradamente, y no existe una renovación generacional, eso significa que la tasa de natalidad es muy baja y por lo mismo, en un futuro no lejano, los adultos mayores y pensionados no tendrán fuentes laborales, para aumentar sus bajas jubilaciones y se pretende aumentar la edad de la jubilación hasta los 75 años.

En nuestro país, estamos recién empezando a modificar el actual 10% de cotización obligatoria, y ese retraso tan extenso, por más de casi 40 años de no haber prevenido y visualizado el impacto que tendría el no haber aumentado dicho porcentaje, hoy nos está pasando la cuenta, y vamos en un camino pedregoso que sólo permite pasos de tortuga y sin ver a donde queremos llegar.

Lamentablemente, siempre existen diferentes variables, que impedirán acuerdos entre todas las entidades, y los partidos políticos, y ello significa dilatar una vez más, los proyectos que todos los gobiernos desean implementar en mejorar las pensiones y que no se concretan por falta de consensos, y se producen divergencias que no conducen a nada bueno y por el contrario sólo terminan en que las pensiones miserables continúan y las soluciones concretas no llegan.

Quien administrará ese 4% adicional, es tema de discusión, que le cobrarán doble comisión también, pero lo más importante es que se mejoren las pensiones de los más necesitados y que no pueden seguir esperando otros 40 años, cuando sabemos que ese 4% adicional no significará mucho y menos con la gradualidad necesaria, porque nuestro país está lejos de llegar al promedio de los países desarrollados, y lamentablemente las pensiones paupérrimas nos seguirán acompañando por mucho tiempo.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com