La Universidad de Chile volvió a los entrenamientos pensando en su preparación de cara al segundo semestre donde se les viene la otra mitad del torneo y Copa Chile. La mañana de este martes, el primer equipo retomó los trabajos y dio así inicio a la intertemporada, mentalizándose desde ya en los objetivos que son mejorar en el torneo y ganar la Copa Chile.

Esta primera jornada estuvo marcada por los chequeos correspondientes en el Centro Deportivo Azul y la Clínica Meds, exámenes que permitirán conocer el estado de cada jugador de cara a este período de intensos entrenamientos que se desarrollarán en el complejo deportivo de los azules.

Posteriormente, los trabajos de la semana se enfocarán en labores físicas y tácticas, donde el objetivo será retomar el buen nivel y escalar posiciones, además de la Copa Chile MTS 2019, certamen en que se espera rival.

Los entrenamientos de esta intertemporada, donde habrán jornada dobles, se extenderán hasta el inicio de la competencia oficial, proyectado inicialmente para mediados de julio.

Por Ignacio Soto Bascuñán