Más de un millón 400 mil cajas ya se han comprado por parte de ocho intendencias regionales, como parte del plan “Alimentos para Chile”, anunciado el domingo 17 de mayo por el Presidente Piñera y que busca distribuir 2.5 millones de canastas familiares a personas de escasos recursos que se han visto imposibilitadas de trabajar debido al confinamiento obligatorio.

Según una revisión realizada por La Tercera PM en el portal de Mercado Público, ocho intendencias regionales han efectuado 24 órdenes de compra por 1.408.036 cajas de alimentos por un total de $49.709 millones (unos US$ 65 millones). A la fecha, se han gastado ya el 61% de los recursos comprometidos por el Ministerio de Hacienda en la operación con aproximadamente US$100 millones.

La Intendencia de la Región Metropolitana -que concentra el mayor número de los contagiados del país y que acumula el mayor tiempo en cuarentena-, ha utilizado el 85% de los dineros destinados a la compras de cajas de alimentos. Sólo a modo de ejemplo, desde el miércoles de la semana pasada, hasta ayer jueves, el estamento dependiente del ministerio del Interior ha comprado 1.209.000 de canastas de mercadería.

¿Quiénes son las empresas proveedoras? Distribuidora y Comercializadora Llacolén, se mantiene como la mayor proveedora del Estado con 250 mil cajas. Le siguen Sudamericana SpA, de propiedad del ex gerente comercial de SMU Harald RosenqvistSaludable SpA -ligada al consorcio Merken-, y Sociedad Administradora de Casinos y Servicios Aliservice con 150 mil cajas cada una de ellas, las cuales el pasado lunes acogieron las órdenes de compra, según detalla el portal de Mercado Público.

A Distribuidora y Comercializadora Llacolén, la Intendencia Metropolitana acordó pagar $8.749 millones. En el caso de Sudamericana SpA el monto fue de $5.250 millones. Saludable SpA, por su parte, recibirá $5.175 millones y Aliservice: $5.250 millones.

El consorcio Merken que forma parte de The Rohatyn Group cuenta con más de 25 años de experiencia en la entrega de alimentos en Uruguay. En 2018 ganó gran parte de los territorios licitados por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) para la entrega de alimentos en los establecimientos educaciones en las regiones de Magallanes, Araucanía, Quinta Región, Coquimbo y RM. Sin embargo, el julio del año pasado la compañía se vio envuelta en una polémica, luego que la Contraloría General de la República detectara graves falencias en la conservación de sus alimentos. El consorcio Merkén rebatió cada una de las acusaciones, señalando que hubo graves equivocaciones en este proceso, para lo cual contrató los servicios del abogado Francisco Varela para llevar adelante su defensa.

“Consorcio Merkén y sus empresas relacionadas, tienen más de 30 años de experiencia en la entrega de alimentos en servicios públicos en el extranjero. En Chile está presente desde 2015 en la IV y V región y desde 2018 tiene presencia en cinco regiones del país, luego de ganar la licitación de ese año con el máximo puntaje entregado. Frente al Informe de Contraloría, éste fue rebatido por la compañía y ninguna de las denuncias tuvieron mérito . Este ha hecho entrega con éxito de la canasta destinada a los beneficiarios de JUNJI y Educación escolar, siendo evaluado de manera óptima por la autoridad de Junaeb”, sostuvo la compañía en una declaración.

En el proceso de coordinación de las cajas de alimentos con proveedores se aprecia un mayor número de contratos firmados con supermercadistas del canal mayorista. En efecto, a los mencionados se suma Comercial La Caserita Ltda con 84.000 cajas ($2.942 millones); Comercial Punto Rabie SpA -ligada a la aseguradora Continental- con 50.000 cajas ($1.725 millones); Dimerc S.A -firma ligada a la familia Naser- con 50.000 cajas ($1.725 millones);y Sutiventas S.A. con 60.000 ($2.070 millones). Todos ellos lograron acuerdos con la Intendencia Metropolitana durante los últimos cinco días y son especialistas en la elaboración de cajas de alimentos tanto para las Fiestas Patrias como para las celebraciones de Año Nuevo y Navidad.

Alvi Supermercados Mayoristas -cadena de SMU-, con 50.000 cajas por $1.700 millones, es otra de las compañías que se comprometió a entregar numerosas cajas de mercadería a modo de responder a la demanda por alimentos en la Región Metropolitana.

Por último E-FOOD SPA, -firma que forma parte del holding EGroup ligado a entretenimiento masivo en Chile y en el Pacífico Sur- es la última en figurar con una propuesta de compra aceptada en el registro de Mercado Público por parte de la Intendencia Metropolitana en la compra de cajas de alimentos. La orden de compra devela que se acordó la adquisición de 60.000 cajas por $2.070 millones.

Pero no sólo la Región Metropolitana figura con compra de canastas de alimentos. Las regiones de Arica y Parinacota; Bío-Bío; Ñuble, La Araucanía; Los Río, Los Lagos y Magallanes también han solicitado por medio del Portal de Compras Públicas la adquisición de cajas e insumos básicos. Todas ellas han acordado la compra de 19.9036 cajas de alimento por un total de $7.682 millones. La diferencia es que recurrieron a proveedores más pequeños.

Ejemplo de ello es que en el caso de la Intendencia de Ñuble que figura con tres órdenes de compra por un total de 71.909 cajas de alimentos y sus proveedores son: Consultora Sergio Cáceres EIRL con cajas 41.909 ($1.543 millones); Comercial Yolanda Limitada con cajas 20.000 ($792 millones) y Abastecedora del Comercio Limitada con 10000 cajas ($440 millones).

La Intendencia de la Región Metropolitana también acordó la compra de 15.000 a la Importadora y Alimentos ICB Food Service Limitada. La compañía en Chile es la propietaria de los snacks de la marca Marco Polo.

Sin embargo, también se aprecian diferencias sustanciales en los precios acordados por cada una de las intendencias. En efecto, la Intendencia de Los Ríos acordó comprar 20.000 cajas a Manuel Edgardo Navarro Gómez por un total de $89 millones y cada una a un valor en promedio de $44.579. Mientras, la Intendencia del Bío-Bío registra una orden de compra por 9.000 cajas de alimentos por un total de $279 millones. Cada canasta familiar tiene un costo promedio de $31.070. La Tercera PM consultó al Ministerio del Interior por los motivos detrás de las dichas diferencias de precio pagadas, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Los asesores detrás de la operación de cajas

El trabajo de coordinar la masiva compra de alimentos para ir en ayuda a los más complicados a nivel nacional ha sido titánico. En Palacio -cuentan fuentes cercanas- que han efectuado una serie de operaciones por lograr cumplir con los plazos dispuestos por la Presidencia.

El gobierno encomendó dichas labores a un especialista en la materia y que cuenta con experiencia en el gobierno anterior: Cristián Barra Zambra (55), quien personalmente se ha puesto a coordinar las compras. Una de las cotizaciones efectuadas por Barra detalla por la compra de alimentos efectuadas por la Intendencia Metropolitana, lleva su nombre. Barra es uno de los hombres de confianza de Rodrigo Ubilla, ex subsecretario del Interior que en medio de esta operación volvió al Segundo Piso presidencial para hacerse cargo del proceso.

Se trata del acuerdo logrado con La Caserita, a quien la Intendencia acordó pagar $2.942 millones por 84.000 cajas de alimentos, la que -entre otros productos-, cuenta con un kilo de azúcar blanca Iansa. Dos paquetes de espagueti y espirales Carozzi de 400 gramos cada uno. Arroz blanco de la marca Tucapel. Una caja de te Emblem. Un atún lomo natural de la marca San José. Aceite vegetal Bonanza. Además de salsa de tomate Dampezzo. Porotos, grabados, sal, detergente, levadura y leche.

En tanto, en una primera etapa las adquisiciones fueron efectuadas directamente por Cristián Varela, quien durante el año pasado se desempeñó como CEO de la COP25 que se realizaría en Chile durante noviembre. Hoy, instalado en la Secretaria General de la Presidencia, tomó contacto con los ejecutivos de las mencionadas compañías.

/gap