“El Presidente tomó la decisión, como correspondía, de visitar sin la compañía de autoridades ni de Israel ni de Palestina el sector de la parte vieja de Jerusalén y lamentablemente sin ningún tipo de conocimiento ni menos consentimiento del Presidente, había presencia de autoridades de autoridades de ambos países”.

De esta forma el vicepresidente, Andrés Chadwick abordó la tensión que se generó esta jornada entre las comunidades de Israel y Palestina por la participación de autoridades de ambos Estados durante el recorrido que el Presidente Sebastián Piñera realizó ayer por la parte antigua de la ciudad de Jerusalén.

“No existió ni conocimiento ni consentimiento de la participación de autoridades israelitas y palestinas, porque el deseo y la voluntad del Presidente era visitarlo como Mandatario y ciudadano chileno y no generar ningún tipo de situaciones de controversia”, aseguró Chadwick.

El vicepresidente – en dicha calidad durante la gira del Mandatario por Asia- sostuvo, además que “es un sector como todos sabemos donde hay una conflictividad alta y el Presidente lo que busca y ha sido su intención y voluntad es precisamente llevar desde Chile un mensaje y una representación de paz y unidad”.

Cabe recordar que todo comenzó por la incomodidad de las comunidades palestinas por la presencia del embajador de Israel en Chile, Eldad Hayet, en el Monte de los Olivos. A lo que se sumó después la queja de la comunidad de Israel también apelando a que ese mismo día también estuvo presente, en el recorrido por la Explanada de las Mezquitas, el ministro para los Asuntos de Jerusalén de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Fadi al-Hidmi.

Lo que llevó a que la Cancillería de Israel emitiera un comunicado manifestando reparos por la presencia de la autoridad palestina en la actividad, a lo que el gobierno respondió con una nota diplomática.

Chadwick es la segunda autoridad de gobierno en nuestro país que debe salir a aclarar el tema, más temprano la ministra Vocera Cecilia Pérez defendió a Piñera, asegurando que “el Presidente no tiene por qué saber quien está al lado”.

Además, el embajador de Chile en Israel, Rodrigo Fernández,también abordó esta polémica, asegurando que “el hecho que finalmente participaran autoridades políticas es un hecho que no era ni conocido, ni muchos menos consentido por la Cancillería chilena”.

/psg