Fin a la controversia por la zancadilla que realizó Gonzalo Jara al hincha que ingresó al campo de juego y que permitió su captura por parte de los equipos de seguridad, durante el partido de Chile y Uruguay por la primera fase de la Copa América.

Y es que a la polémica generada por los charrúas se sumaron argentinos y colombianos, estos últimos rivales de la Roja en cuartos de final.

Para zanjar el asunto, el presidente del Comité de Arbitraje de la Conmebol, Wilson Luiz Seneme, explicó que una eventual sanción al defensor chileno no le corresponde al organismo, por lo que no se abrirá un expediente contra el zaguero y se respetará la decisión del brasileño Raphael Claus de no consignar el hecho.

/gap