Coldelco, el mayor productor de cobre del mundo, informó este viernes que el año pasado logró excedentes por US$2.078 millones, lo que representa un incremento de 55%, respecto de las ganancias de 2019.

El presidente del directorio de la compañía, Juan Benavides, indicó que este buen desempeño “no se debe solamente al efecto precio”, sino que a una “buena gestión que contribuyó con 57% de los excedentes del período, por mayor producción (+1,9%) y ventas, mejor continuidad operacional de las plantas en medio de la pandemia y menores costos”.

Adicionalmente, aportó el efecto positivo de las variables macroeconómicas, como el tipo de cambio y el precio del cobre.

“Estamos gratificados porque, a pesar de la crisis sanitaria, incrementamos nuestra producción de cobre propio hasta llegar a un millón 618 mil toneladas, esto es, 30 mil toneladas más que el año pasado, gracias a la continuidad operacional, el mayor tratamiento de las plantas y una mejor ley del mineral”, explicó, por su parte, el presidente ejecutivo de Codelco, Octavio Araneda.

Otro aspecto positivo que destacó la Corporación fue la baja de los costos directos, que llegaron a 129,4 centavos de dólar la libra (c/lb), 8,6% más bajos que entre enero-diciembre de 2019, cuando se alzaron a 141,6 c/lb.

La cuprífera explicó que esta caída se explica por la mayor producción (mejor ley y aumento del tratamiento de mineral); la mejora en los niveles de operación de las plantas; el aumento en la venta de subproductos y el impacto positivo de las variables macroeconómicas (como el precio del dólar y de los insumos).

“En un año tremendamente desafiante para Chile y el mundo, azotado por la pandemia de Covid-19 que no dio tregua y que para nuestra empresa significó operar durante meses con la mitad de la dotación, cerrar o ralentizar proyectos, logramos superar la producción del año anterior y generar US$ 2.078 millones en excedentes para Chile y sus ciudadanos”, afirmó el presidente ejecutivo de la minera, Octavio Araneda.

Avance de proyectos estructurales

Para el proyecto Chuquicamata Subterránea, inaugurado en 2019, se autorizaron las inversiones para continuar con el desarrollo del nivel actual, consistentes en infraestructura para la explotación de los macrobloques siguientes y el desarrollo de obras mineras.

Rajo Inca, en tanto, obtuvo la Resolución de Calificación Ambiental favorable en febrero 2020 y la aprobación de los fondos por parte del directorio al finalizar el año.

Por parte, el Traspaso Andina avanza de acuerdo con lo programado. Actualmente se están desarrollando las actividades para el alistamiento operacional de la División Andina, de modo de iniciar la puesta en marcha del proyecto durante el segundo semestre de 2021.

Sobre la Cartera de Proyectos Teniente, que presenta un avance total de 65%, se inició la ejecución de los proyectos Andesita y Diamante. Mientras, Andes Norte proyecta incrementar su nivel de actividad para retomar los niveles de avance previos a la pandemia.

/psg