China puso a congelar las expectativas de un eventual acuerdo comercial con EEUU. Claro porque a un día de que Washington sostuviera que están en torno a un 90% de llegar a buen puerto, Beijing se plantó firme y emitió una declaración que anticipa una tensa cumbre del G-20 en Japón.

El gobierno chino llamó a EEUU a terminar con las presiones y las hostilidades en contra de algunas firmas como Huawei, que en el último tiempo ha tensado aún más relaciones entre ambos países por las acusaciones de Donald Trump de que ejercen el espionaje para Beijing.

“Instamos a EEUU a que cancele inmediatamente sus medidas de presión y sanciones contra Huawei y otras empresas chinas, e impulse el desarrollo estable y saludable de las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos”, dijo Gao Feng, portavoz del Ministerio de Comercio, según informa CNBC.

El funcionario dijo que su país no ha cambiado su posición sobre la disputa comercial.

Las declaraciones se producen en medio de otras informaciones que apuntan a que efectivamente se fragua una tregua que será anunciada en la cumbre del G-20, en Osaka, Japón. En base a fuentes de Beijing y Washington, el South China Morning Post informó que la intención de la tregua es para retomar las conversaciones que buscan resolver la disputa comercial entre ambas naciones.

/psg