Las autoridades rusos identificaron este martes al presunto autor del atentado en el metro de San Petersburgo como Akbarjon Jalilov (en otras traducciones, Akbarzhon Dzhalilov), un ciudadano ruso de 22 años, quien, según la investigación, también colocó la segunda bomba artesanal desactivada en otra estación.

“La investigación ha establecido la identidad del hombre que cometió la explosión en el metro de San Petersburgo. Se trata de Akbarjon Jalilov”, indicó el Comité de investigación en un comunicado, confirmando las informaciones proporcionadas por los servicios secretos de Kirguistán, donde nació Jalilov.

Jalilov posa en una foto que luego subió a las redes sociales

Jalilov posa en una foto que luego subió a las redes sociales

Medios locales informaron el lunes de que en las inmediaciones del vagón siniestrado se halló la cabeza de la persona que llevaba los explosivos adheridos a su cuerpo. Otros restos del cadáver fueron halladas en el tren.

Imágenes de cámaras de seguridad lo mostraron con una chaqueta roja y una mochila en la estación de metro, caminando con ambos puños cerrados.  La explosión dejó 14 muertos, según el último balance dado por la ministra de Salud, Veronika Skvortsova, que informó que 49 personas se encontraban hospitalizadas este martes.

Un ex amigo del suicida, Ali Matkarimov, indicó que Jalilov solía trabajar como cocinero en un restaurante de sushi. “Ni siquiera decía sus plegarias“, agregó el testigo, en referencia a la época en la que trabajaron juntos, en 2013.

En las dos horas posteriores al ataque, las autoridades hallaron y desactivaron una bomba en otra concurrida parada. Según informaron este martes las autoridades, el rastro genético del atacante suicida también fue hallado en el segundo dispositivo, por lo que se cree que actuó solo.

Jalilov nació en la región kirguiza de Och, una zona que ha proporcionado un fuerte contingente de yihadistas al Estado Islámico. Sin embargo, no se ha confirmado que tenga un vínculo con el grupo terrorista.

/gap