Por tres minutos intervino el Presidente Sebastián Piñera en el óvalo de la cumbre del G20 en Osaka, Japón, el principal foro internacional para la cooperación económica.

El Jefe de Estado -quien fue invitado por segundo año consecutivo, esta vez, debido a que Chile será este año sede para la Apec-, partió dando las gracias por el recibimiento.

Ahí, el Mandatario -frente a los principales líderes mundiales- abordó la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Esto, en un contexto en que Chile -afirman en el gobierno- también se ha visto afectado por la guerra tarifaria.

De hecho, por este factor y otros, el Mandatario tuvo que rebajar la tasa de crecimiento para este año de un 3,5% a entre 3% y 3,5%.

“Hoy día estamos viviendo una fase muy especial. Por una parte, tenemos la economía del conocimiento y la información, tenemos los instrumentos de la economía digital para poder hacer un gran salto adelante en materia de comercio e inversiones. Y, sin embargo, estamos haciendo justo lo contrario, estamos reaccionando con un creciente proteccionismo que está debilitando la economía mundial, debilitando el comercio internacional, debilitando las inversiones y perjudicando a todos los países”, manifestó Piñera.

En ese sentido, el Jefe de Estado recalcó que es necesario tomar medidas al respecto. “Es muy importante tomar conciencia de que los que toman las decisiones, y los que deciden lo que pasa y lo que no pasa, son los que están sentados en esta mesa”, añadiendo que “escucho mucho hablar en favor del libre comercio, pero veo poca acción en esta materia”.

EL PRESIDENTE PIÑERA, SENTADO JUNTO AL JEFE DE GOBIERNO DE ESPAÑA, PEDRO SÁNCHEZ

De esta manera, Piñera insistió en que “es fundamental tomar algunas decisiones que todos sabemos que son urgentes y que las debimos haber tomado mucho antes”.

El Mandatario reiteró, por ejemplo, la necesidad de modernizar la Organización Mundial de Comercio, con el objetivo de que sea “una organización que provea reglas claras, conocidas y respetadas por todos, que protegen a todos”. Y también destacó que hay que “crear mecanismos para la solución de controversias que hoy día están absolutamente bloqueadas”.

Además, manifestó que “un país no puede proteger a toda su economía, puede proteger a un sector a costa de desproteger a otros. Si pudiera proteger a toda su economía levantando las tarifas, sería el primer partidario de llevar las tarifas al infinito. Pero cuando el otro país, que es el que recibe las consecuencias de un proteccionismo reacciona haciendo lo mismo, se perjudican los dos países y termina perjudicando al mundo entero”.

En esa línea, insistió en la necesidad de “crear un mecanismo de solución de controversias, establecer reglas que garanticen un comercio justo, transparente, sin subsidios distorsionadores y que protejan la propiedad intelectual”.

El Presidente Piñera también señaló que es relevante avanzar en la integración regional. “Apec tiene que transformarse en un mercado de libre comercio, que fue el objetivo original. Estamos muy cerca de avanzar en un TTP para unir economías que reúnen a una parte muy importante del mundo. Ese es el mandato que tenemos”, puntualizó.

Finalmente, el Mandatario advirtió sobre las consecuencias del cambio climático, señalando que, ese factor, “no puede estar ausente de las decisiones en materia de comercio y, por tanto, avanzar en establecer una huella de carbón o una huella del uso del agua para que esté considerada en las decisiones que tomamos en comercio”.

Luego de su intervención, Piñera tiene contemplado sostener algunas reuniones bilaterales, entre ellas, Vietnam, Australia, Holanda y con los mandatarios del grupo iberoamericano.

/psg