Un partido especial es el que tendrá enfrentados a los entrenadores Rafael Dudamel y Lionel Scaloni. Sin duda que ambas selecciones llegan con presentes que no se asemejan futbolísticamente.

Con un equipo que quiere dar la sopresa como Venezuela, sigue siendo una incógnita qué intención pretende darle a sus dirigidos dentro del campo ya sea defensiva como ofensivamente Dudamel.

Con el fresco antecedente del triunfo llanero por 3-1 en un amistoso disputado en Madrid en el mes de marzo la mentalidad de ellos ha cambiado en relacion a las últimas decadas. Hoy Venezuela es un equipo al que se le respeta y evoluciona con interesantes jugadores como Fariñez, Soteldo o Rondón.

Argentina vive un lío interno a nivel futbolístico y dirigencial que tiene a los trasandinos muy por debajo de las expectativas que siempre lo asumía como un candidato seguro a ganar la copa.

Las confusiones de Scaloni se evidencian en el parado del equipo que muchas veces no es el más idóneo si se cuenta siempre con Lionel Messi en el once titular.

Que la conformación de los once elegidos se base muchas veces en acompañar de la mejor forma al “10” del equipo nubla a un equipo que necesita una actuación consagratoria y parece ser hoy la gran oportunidad.

Formación de Venezuela: Armani; Foyth, Pezzella, Otamendi, Tagliafico; Paredes, Acuña, De Paul; Messi; Agüero y Lautaro Martínez.

Formación de Argentina: Wuilker Faríñez; Ronald Hernández, Yordan Osorio o Jhon Chancellor, John Chancellor o Luis Mago, Roberto Roberto Rosales; Junior Moreno; John Murillo o Jefferson Savarino, Yangel Herrera, Tomás Rincón, Darwin Machis; José Salomón Rondón.

A las 15 horas de Chile y en el estadio Maracaná Argentina volverá a pisar el césped que 5 años atrás fue escenario de su derrota en la final del mundo frente a Alemania. Arbitrará el colombiano Wilmar Roldán.

Por: Felipe Álvarez Oñat