40 minutos duró el vuelo desde Osaka a Hiroshima, Japón. Ahí, el Mandatario arribó para reunirse con el alcalde de la ciudad Kazumi Matsui. Luego, ambos fueron hasta el Parque Memorial de la Paz, en memoria de las víctimas de la bomba nuclear que se lanzó durante la Segunda Guerra Mundial.

Ahí, Piñera depositó una ofrenda floral y, posteriormente, realizó una visita privada al Museo de la Paz y la Memoria.

En el lugar, el Jefe de Estado hizo un punto de prensa. “Lo que tenemos que proponernos todos los hombres y mujeres de buena voluntad es que nunca más en la historia de la humanidad tengamos que sufrir en el efecto de las bombas atómicas”, manifestó.

/gap