El noreste de Estados Unidos debería prepararse para una tormenta de invierno “altamente impactante” a partir de este 24 de diciembre, un golpe meteorológico que podría producir suficiente polvo para durar lo suficiente para una Navidad blanca, según Accuweather.

A medida que una poderosa tormenta que azota la costa oeste viaja hacia el este, podría ser responsable de entre 6 y 10 pulgadas de nieve desde Virginia hasta la ciudad de Nueva York y posiblemente hasta el sur de Nueva Inglaterra.

“Va a ser una especie de nieve esponjosa”, dijo el domingo a The Post el meteorólogo senior de Accuweather, Tom Kines.

“Ciertamente existe la posibilidad de que mucha de esta nieve se quede hasta Navidad, lo que obviamente lo hace más fácil para Santa”, dijo.

Dependiendo de la trayectoria de la tormenta, existe la posibilidad de que áreas como Washington, DC, el sur de Nueva Jersey y Long Island reciban una mezcla desordenada de lluvia, nieve y hielo.

/gap