El ministro de RR.EE., Teodoro Ribera, anunció que instruyó a todas las embajadas y consulados de nuestro país que faciliten el ingreso del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) para la supervisión de los procesos migratorios.

La decisión del canciller llegó luego de que se diera a conocer un informe de la Dirección General Jurídica de esa cartera que establecía una limitación territorial del ámbito de competencias del INDH, en medio de las críticas de esa institución.

Ante ello, Ribera -quien está en Panamá para asistir a la asunción del nuevo Presidente de esa nación, Laurentino Cortizo-, determinó permitir el ingreso de los funcionarios del organismo en señal de transparencia en la ejecución de la política migratoria del país.

De este modo, la instrucción se materializará pese al informe en derecho realizado por la Dirección General Jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores, el cual estableció la existencia de una limitación territorial del ámbito de competencias del INDH.

Ello, en virtud de que dicho organismo tiene por objeto la promoción y el respeto de los derechos humanos de las personas que habitan el territorio de Chile, sin tener potestades para realizar actividades inspectivas en embajadas y consulados de Chile en el exterior.

/psg