Ad portas de que parlamentarios de la oposición se reúnan este lunes en una mesa técnica para analizar la propuesta que le presentarán al Gobierno para subir las pensiones del Pilar Solidario en el marco de la reforma de pensiones, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, defendió la solidaridad de la iniciativa del Ejecutivo.

“Nosotros creemos que Chile necesita más solidaridad en nuestro sistema de pensiones y me atrevo a decir sin arrogancia que esta reforma que presentó el Presidente Piñera es la más solidaria desde que se creó el Pilar solidario en el año 2008”, enfatizó el ministro.

Lo anterior, según Monckeberg, “porque pone arriba de la mesa para mejorar las pensiones más vulnerables de Chile, más de US$3.000 millones que vienen de impuestos donde el que tiene más paga más que el que tiene menos y eso es solidaridad”.

“Al mismo tiempo, nuestra propuesta contiene una serie de seguros solidarios que lo que buscan es proteger la pensión de adultos mayores que caen en una situación crítica”, añadió.

Además, el ministro indicó que, tal como se ha conversado con la Democracia Cristiana, en el Gobierno existe la disposición a crear otro seguro solidario que mejoren aún más las pensiones.

Consultado específicamente por las propuestas que están analizando en la oposición para presentarle al proyecto, Monckeberg dijo esperar que “todas las propuestas que nos haga llegar la oposición ayuden a mejorar las pensiones y no retrocedan respecto de estos beneficios”.

Y mencionó un punto en particular que se ha discutido últimamente: “Se ha planteado en sesiones anteriores que ellos (la oposición) quieren eliminar los límites de edad o los bloques de edad para mejorar las pensiones. Si eso es tal cual como lo plantean, podría implicar menos incremento para los adultos mayores”.

En ese sentido, explicó que “si usted a todos los adultos mayores les incrementa la pensión en partes iguales, lo que más va a lograr un adulto mayor es un incremento del 20% en su pensión. Con nuestra propuesta se llega al 50%”.

“Obviamente no vamos a estar a favor de una propuesta que le quita incremento de pensiones a los adultos mayores”, recalcó el ministro.

Respecto a la necesidad de los votos de la oposición que necesita el Gobierno para poder pasar la reforma, el ministro dijo que “estamos dispuestos al diálogo desde el primer día y a llegar a acuerdo, pero obviamente que a acuerdos que sean mejores para los pensionados”.

“No por conseguir votos de algunos parlamentarios de izquierda vamos a perjudicar a los pensionados”, subrayó el titular de la cartera.

“Aquí lo importante es que pongamos en el centro de nuestro debate a los pensionados. Llevamos siete meses discutiendo sobre los derechos, las atribuciones, los marcos de acción de los administradores, sean públicos o privados, y tenemos que volver a centrarnos en cómo mejorar las pensiones de los actuales y futuros pensionados”, puntualizó para terminar.

/psg