La Corte Suprema respaldó este miércoles la decisión de la Intendencia de la Región de Tarapacá de expulsar del país a cerca de 50 migrantes irregulares que se encontraban en la ciudad de Iquique, en un vuelo que partió el pasado 10 de febrero.

El máximo tribunal revocó así tres de cuatro recursos de amparo interpuestos en favor del grupo de extranjeros, y que habían sido acogidos por la Corte de Apelaciones de Iquique.

Si bien el tribunal de alzada consideró que las acciones administrativas de la Intendencia eran “carentes de fundamento y vulneratorias del derecho a la defensa constitucionalmente protegida”, la Corte Suprema argumentó hoy que la autoridad “ha obrado dentro del límite de sus atribuciones, con estricto apega a las normas contenidas en la Carta Fundamental y a la legislación”.

La Suprema también zanjó que la Intendencia fundó adecuadamente sus actos, “no afectando a dichas facultades el hecho de existir desistimiento de la acción penal e inexistencia de investigación del mismo, ni tampoco las circunstancias ocurridas con posterioridad al acto impugnado, las que deben ser planteadas como motivo de la solicitud de regularización de su situación migratoria mediante el procedimiento administrativo previsto en la ley”.

Desde el Gobierno, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, valoró la resolución del máximo tribunal. “Expresamente la Corte Suprema señala que hemos actuado conforme a nuestras atribuciones, conforme a la ley y a la Constitución, y además dando cumplimiento a la ley migratoria”, señaló.

Asimismo, insistió en la importancia de “comunicar a aquellos ciudadanos extranjeros que la forma de ingresar a nuestro país es hacerlo regularmente”.

“Quienes lo hacen clandestinamente arriesgan su patrimonio, arriesgan su vida muchas veces, pero además obligan a Chile a iniciar respecto a esas personas procesos de expulsión”, acotó el subsecretario.

/psg