Ante la ministra Romy Rutherford declaró el teniente coronel del Ejército Cristóbal Butti López, cercano al ex comandante en jefe Humberto Oviedo, que se dedicaba a administrar el domicilio de su superior en Lo Curro, Vitacura.

Pese a que lideró el área de tecnología en la Escuela Militar, pasó por Inteligencia y estuvo destinado en la Antártica, Oviedo lo nombró “oficial de órdenes”.

Las asignaciones de Butti iban desde mantener la casa a la compra de regalos para el Alto Mando, según la indagatoria, con gastos reservados, puesto que recibía dinero en efectivo sin respaldo del jefe de Finanzas de la Comandancia en Jefe.

“Vásquez, por orden del comandante en jefe  Humberto Oviedo, le entregaba la suma de $6 millones mensuales. Afirma que toda la asignación de recursos era determinada por el comandante en jefe”, se estableció en el procesamiento a Oviedo, añadiendo que el monto fue aumentando, llegando a los $25 millones en algunas ocasiones.

Además de estar encargado de todas las compras de la casa, que coordinada con la esposa de Oviedo, el medio detalló que existían tres tipos de regalos: Clase A,B y C, los que fluctuaban entre los 140 mil y 60 mil pesos.

Asimismo, se estableció que los dulces eran fundamentales, puesto que destinaba $21 millones al año para el repostero de la casa y, además, contaba con un stock de chocolates.

“Compraban en La Fete, Mulier o Leonidas. Expone que se regalaban cuando el comandante en jefe Oviedo o su señora iban a alguna parte (…) Se compraban entre seis a ocho cajas en la semana, cuyos valores fluctuaban entre los $ 10 a $ 18 mil, y otras de unos 400 gramos. Se gastaban aproximadamente unos $150 mil a la semana en chocolates”, se detalló en el escrito.

Posteriormente, Butti también se hizo cargo de comprar los regalos de Navidad.

En ese sentido, declaró ante Rutherford que en 2015 gastó 8 millones de pesos, comprando 70 regalos para el Alto Mando.

Los años siguientes hubo gastos similares para la festividad. Por ejemplo, compró 20 lápices de 350 mil pesos cada uno. Butti declaró que le daba “vergüenza” pagar con efectivo, por lo que a veces utilizaba la tarjeta de crédito, además, afirmó que debía cuidar la imagen del comandante en Jefe.

La anterior declaración ocurre en el marco del procesamiento a Oviedo, quienes es indagado por malversación de caudales públicos por 4.500 millones de pesos entre 2014 y 2018.

/carolina braun