El dólar cerró estable sin mayor variación la sesión de este miércoles, en una sesión marcada por una fuerte caída del cobre.

La divisa estadounidense cerró con una marginal alza de $0,6, hasta quedar en puntas de $680,00 vendedor y $680,30 comprador.

Luis Alberto Reyes, analista de Mercados G, indicó que el tipo de cambio se “mantuvo lateralizado con un leve sesgo alcista esta jornada, cotizando en $680, marcado principalmente por una caída fuerte en el precio del cobre (-1,48%)esta jornada, producto de un fuerte temor a la baja de la demanda de materias primas, causado por una desaceleración económica global que fue ratificado por los datos PMI Manufactureros de la euro-zona”.

El analista añadió que “el metal rojo es el principal commodity afectado por la guerra comercial y podemos esperar a que, con un dólar fuerte, siga subiendo la divisa hasta la resistencia de $685,2 y un soporte en $678,1”.

/psg