La Brigada de Homicidios de la PDI investiga la muerte de una menor de siete años registrada anoche al interior de un domicilio en San Bernardo donde, al parecer, había personas jugando a la llamada “ruleta rusa”.

De acuerdo a lo que ha podido establecer hasta el momento, la menor fue trasladada hasta el Hospital El Pino de San Bernardo con una herida de bala que le provocó la muerte. La primera versión que recibió la policía fue que desconocidos efectuaron disparos desde un vehículo cuando la niña caminaba junto a su madre en el sector de Ojos del Salado con San Cristóbal a las 22 horas.

Sin embargo, tras realizar peritajes en el lugar, la PDI no encontró evidencias de un baleo. Posteriores indagatorias lograron establecer que todo había ocurrido al interior de la vivienda de la menor en un contexto, según la policía, de un juego de “ruleta rusa”. Esta peligrosa práctica consiste cargar una o varias balas dentro del tambor de revólver, para luego girar el cilindro, y apretar el gatillo.

En estas circunstancias, la menor recibió un disparo que aún no se determina si fue intencional o accidental.

Por la muerte de la niña hay un sospechoso detenido. Se trata de un sujeto de 31 años, amigo de la familia según lo adelantado hasta el momento por la PDI, ya que en los próximos minutos se entregará una nueva versión de lo ocurrido.

Por el momento, el sospechoso se encuentra en el cuartel de la Brigada de Homicidios de la PDI a la espera de su control de detención.

/psg