Visiblemente afectado y con la voz entre cortada, el ministro vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, se refirió al fallecimiento de uno de los tres suspendidos jueces de Rancagua.

El cuerpo de Marcelo Albornoz fue hallado si vida durante este miércoles al interior de su domicilio. Al lugar llegó personal de la Brigada de Homicidios de la PDI, el cual se encuentra realizando las diligencias pertinentes.

“El Poder Judicial, todos los integrantes del Poder Judicial lamentan el fallecimiento de uno de los ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua que se ha producido con motivo de un suicidio. Al momento de la muerte, no es el mejor momento para hacer especulaciones sobre otras relaciones o conexiones que uno podría efectuar, solo es el momento de lamentarlo”, acotó Cisternas.

El deceso de Albornoz ocurre a un día que el máximo tribunal decidiera acoger las imputaciones realizadas en el marco de la investigación interna que llevó adelante la también suprema Rosa María Maggi contra los magistrados, ordenando además la apertura de cuadernos de remoción.

En su caso, se le imputó haber solicitado un préstamo de $1,5 millones al médico Luis Arenas -condenado en 2018 a una pena de dos años por suministrar recetas de psicotrópicos a una red de tráfico de estupefacientes- en momentos que se tramitaba una causa del facultativo y mientras el fallecido era juez de garantía, además de ministro suplente de la Corte de Rancagua.

Cisternas señaló además que, al momento, no cuentan con mayores antecedentes de la situación: “El parte (que nos llegó) es muy escueto. En el sentido que se verificó la circunstancia que con un arma de fuego se suicidó. Nada más que eso”.

“El fallecimiento de una persona por causas que no sean estrictamente naturales es simplemente lamentable y obliga que uno incline la cabeza porque se cierra el circuito de una vida y todo lo demás queda fuera de consideración”, concluyó.

El abogado de 56 años, egresado de la Universidad Diego Portales, ingresó al Poder Judicial como oficial del primer juzgado civil de Santiago 1990. De acuerdo a su hoja de vida, desde diciembre de 2003 se desempeñó como juez titular de Garantía en Rancagua hasta su nombramiento como ministro titular. Previamente estuvo en el 3° juzgado de letras en Curicó y también estuvo en el 2° juzgado civil de Valdivia.

/psg