Jose Antonio Kast fue entrevistado respecto a la noticia que llegó ayer desde Argentina: aprobada la Ley de Aborto

-En el caso de la identidad de género, el cambio que se genera afecta la fe pública. No tengo ningún problema si una persona se cambia de sexo, pero sí lo tengo cuando se cambia la partida de nacimiento manteniendo una apariencia del sexo opuesto. Por ejemplo, ¿qué pasará con su pensión? ¿Se jubilará como María o como Pedro? Nuestros principios se fundan en la naturaleza del ser humano y en el sentido común. En lo que se refiere al aborto, ¿quién defiende libertad del niño que está por nacer? Hay un problema de defensa del derecho más esencial que es el derecho a la vida. Esto genera que la gente no tenga ninguna preocupación pre porque hay una solución post, que es el aborto. Una solución fácil.

/gap