Más de cien extranjeros dejarán hoy el suelo chileno tras haberse decretado su expulsión. En total, anunció hoy el Gobierno, serán 143 personas las que abandonarán el país por vía aérea y terrestre.

La salida del grupo fue decretada mediante resolución judicial debido a la comisión de algún delito, cuya pena es inferior a los cinco años de presidio, o por su situación migratoria irregular.

“Estamos iniciando un operativo de expulsión de ciudadanos extranjeros. Algunos se encontraban irregulares, pero la mayoría son por expulsiones judiciales a gente que ha cometido delitos y se ha conmutado su pena por la expulsión”, señaló el director general de la PDI, Héctor Espinosa.

Los principales ilícitos cometidos por los expulsados, acotó el policía, son aquellos ligados a drogas y robos. Parte del grupo partió esta mañana desde el grupo 10 de la FACh, mientras que otros se sumarán en Iquique, y el resto saldrá por tierra.

“Con esto estamos dando cumplimiento como PDI a nuestro rol de dar eficacia al derecho y sacar de circulación a estas personas que son criminales que han venido a nuestro país a cometer delitos, y de esta manera dar tranquilidad a nuestros ciudadanos”, cerró.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, detalló que ya se acumulan más de mil expulsiones en el año.

“Las personas que están siendo expulsadas hoy y que ya suman cerca de 1.500 durante el año, son personas que vinieron a Chile a cometer delitos. Han sido juzgadas, condenadas por diferentes motivos (…) y han sido sus penas conmutadas con la expulsión del país”, manifestó.

Nuevo modelo

El secretario de Estado también entregó detalles del nuevo modelo que se aplicará para estos procesos, la que implica la contratación de 15 aviones chárter.

“Estas expulsiones comenzaron hace varios años y el modelo ha ido cambiando”, partió señalando.

En un comienzo, detalló, se compraban pasajes comerciales para los extranjeros y policías encargados de su custodia, “lo cual era un modelo bastante ineficiente porque era mas costoso”.

De aquello se pasó al actual sistema, consistente en utilizar aviones de la FACh. El tercer modelo, en tanto, refiere a “licitar vuelos chárter, aviones para hacer más rápido y expedito ese proceso en el futuro”.

“Eso se va a financiar con un fondo que se nutre de mulas a migrantes que llegan a Chile y deben pagar por diferentes faltas”, manifestó, y cerró: “Es un modelo bastante innovador”.

/psg