El Ministerio de Educación anunció que se encuentra “coordinando esfuerzos” para que colegios que permanecen cerrados por el paro de profesores puedan abrir “para poder entregar raciones alimenticias a los niños”.

Así lo señaló la ministra Marcela Cubillos, quien este miércoles se reunió con la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown y el director nacional de Junaeb, Jaime Tohá, instancia en la que analizaron “los problemas que están afectando a los estudiantes de la educación pública”.

“Las principales víctimas en todas estas semanas sin clases son los niños, y para esto nosotros estamos abordando distintas acciones (…) Reiteramos la disposición del Gobierno de buscar una solución”, expresó la secretaria de Estado.

Cubillos afirmó que están realizando “un trabajo comuna por comuna para que colegios abran para poder entregar raciones a los niños y que estos puedan estar también bajo el cuidado de adultos”.

Por su parte el director de Junaeb precisó que desde que inició el paro del Colegio de Profesores, “12 millones de raciones de alimentos no se han podido servir a los niños. Esto no solamente genera perjuicio a los niños que no están recibiendo este alimento, sino que es un costo importante para el Estado porque tenemos que mantener la operación activa, con el sistema y personal contratado”.

“Tenemos una pérdida estimada de a los menos $3 mil millones y un gasto mayor potencial a final de año, si es que se extiende la recuperación de clases, de hasta $10 mil millones”, agregó.

/psg