En fallo unánime, la Undécima Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago acogió un recurso de protección presentado en contra de la Contraloría General de la República (CGR) y eliminó un requisito extra impuesto para que facultativos extranjeros con Eunacom puedan ejercer tanto en el sistema público como privado.

Lo anterior, tras el dictamen 880 que el ente fiscalizador emitió en enero de 2019, documento en el cual se estableció que, para poder trabajar sin limitaciones, aparte de aprobar el examen, los profesionales debían validar su título ante la Universidad de Chile.

En su decisión, que puede ser apelada ante la Corte Suprema -consignó El Mercurio- los ministros Jorge Zepeda, Fernando Carreño y la abogada Paola Herrera señalaron que el actuar de la CGR fue “arbitrario” y que infringió “la garantía constitucional del Nº2 del artículo 19 de la Carta Fundamental”.

A su juicio, los afectados “son tratados por la autoridad contralora en desigualdad de condiciones respecto del derecho a ejercer en el sector privado por el solo hecho de pertenecer a un grupo diferente y determinado de médicos cirujanos con títulos profesionales extranjeros que los revalidaron al aprobar el examen Eunacom”.

De esta manera, esa diferencia no es razonable puesto que implica “un grave perjuicio al introducirse y mantenerse tal trato ilegal y arbitrario en la regulación de la profesión médica por la vía de una equivocada ‘interpretación administrativa””.

Debido a lo anterior, la justicia ordenó dejar sin efecto el dictamen y declaró que “los médicos cirujanos con títulos obtenidos en el extranjero que han aprobado el Eunacom han revalidado en Chile dichos títulos profesionales y estos los habilitan sin otro requisito para ejercer la profesión de médico cirujano, tanto en el sistema de salud pública y privada del país”.

/cbm