Al menos tres personas fallecieron y once resultaron heridas en una explosión de gas ocurrida hoy en un edificio en pleno centro de Madrid.

Una doble explosión, que se produjo poco antes de las 15.00 hora local (14.00 GMT) y se escuchó a kilómetros de distancia, destrozó el edificio, que seguía en llamas casi cuatro horas después del suceso.

Un electricista que había acudido a arreglar la caldera del edificio, un hombre de 85 años y otro hombre cuya identidad no se ha facilitado son las víctimas mortales del suceso

La tragedia podría haber sido mayor, dado que el edificio alberga la residencia de varios sacerdotes, locales parroquiales y de la organización humanitaria Cáritas, y colinda con una residencia de ancianos y un colegio, pero tanto los mayores como los niños resultaron ilesos.

Uno de los heridos es un sacerdote que estaba en este edificio parroquial de la iglesia de La Paloma, ubicado en la céntrica calle Toledo de la capital de España, que fue trasladado a un hospital con quemaduras graves.

Otras tres personas fueron derivadas a otros centros hospitalarios con lesiones menos graves.

/gap