La disidencia del Partido Socialista (PS) emitió esta jornada un comunicado en el que piden que en el próximo Comité Central (CC) de la tienda, a realizarse este 6 de julio, se conforme una “mesa unitaria” e insisten en que sea la diputada Maya Fernández la que presida la tienda.

En un documento de cuatro páginas y nueve puntos, se indica que esta reunión – que se da en el marco de la crisis que vive el partido por su elección y por las irregularidades detectadas en el padrón de la comuna de San Ramón- sea probablemente una de las “más cruciales de nuestra historia partidaria reciente”.

“Venimos saliendo de una elección cuya validez no cuestionamos, aunque consideramos vergonzoso que los resultados recién se hayan entregado un mes después; con 20 comunas anuladas; sin resultados parciales el primer día y con la lista A y su candidato a presidente proclamándose vencedor”, señala el documento de la disidencia.

Se agrega que “debe ser esta la elección más desprolija, peor organizada y con mayores irregularidades del PS desde el retorno de la democracia hasta hoy”.

En ese sentido piden que la mesa que se conforme en el Comité Central sea de “unidad” con liderazgos “idóneos y creíbles” para enfrentar la crisis que vive la tienda socialista. Sin embargo, insisten en que Maya Fernández sea electa presidenta de la colectividad.

“El resultado es claro: la Lista A ganó en la elección nacional a la Lista B, y de los dos candidatos en competencia a la presidencia del PS, la diputada Maya Fernández Allende derrotó a su competidor el senador Álvaro Elizalde. Como se sabe nuestro sistema electoral es indirecto. Así se definió en su momento con el objetivo de producir en el seno del CC una reflexión y un debate previo a la elección de las autoridades unipersonales y de la Comisión Política. En rigor, cualquier miembro del CC puede ser electo presidente o presidenta del Partido. Esa es la realidad actual a días de reunirse el CC”.

Dentro de este contexto, se pide que “la Mesa integrada y unitaria que asuma debe estar consciente de la gravedad de la situación y adoptar un programa de acciones tendientes a revertir nuestra actual situación orgánica y de prestigio partidario (…). De igual forma llamamos a los actuales dirigentes de la Mesa a facilitar la conformación de una solución unitaria, deponiendo sus legítimas aspiraciones individuales por un bien colectivo superior: restituir la unidad partidaria y colocar al PS al frente de la agenda política para enfrentar a la derecha y sus intentos de producir una regresión conservadora”.

Finalmente, se señala en el texto que “de no abrirse paso a una solución unitaria, y se pretenda persistir en la simple reelección de los actuales dirigentes, queremos señalar que no estamos disponibles para dotar de legitimidad lo que consideramos una errada decisión política, que no hará otra cosa que profundizar la crisis que vive hoy el PS. No participaremos ni nos haremos corresponsables de medidas que consideramos dañinas y de graves consecuencias para el PS”.

Posterior a la emisión del comunicado, desde el el Congreso el diputado Marcelo Díaz, acompañado de Maya Fernández, hablaron sobre la crisis que vive la tienda y sobre el texto dado a conocer hoy.

“Los actuales dirigentes del partido no dan garantías y no están en condiciones de ser los que lideren la recuperación de la credibilidad del partido socialista seriamente dañada”, criticó Díaz.

Agregando que “lo que en esa declaración decimos como lista es que instamos a la mayoría a reconocer esta crisis y a buscar una solución que pasa por conformar una mesa de unidad, que lideren lideres distintos a los que hoy conducen la actual mesa directiva”.

/psg