A las 14.00 horas comenzó un almuerzo entre el Presidente Sebastián Piñera y la Fiscalía Nacional, en el marco de la agenda de modernización de instituciones que está impulsando el gobierno.

En la reunión -además de Piñera- está participando el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y el fiscal nacional, Jorge Abbott, junto a los 19 fiscales de las jurisdicciones que tiene la institución a nivel nacional.

Esta reunión se produce en el marco de un par de debates que han aparecido entre el gobierno y el Ministerio Público. Para la cuenta presidencial del 1 de junio, el Mandatario anunció una serie de modificaciones al sistema de designaciones de la Fiscalía y del Poder Judicial.

Aunque en ese minuto escaló una pequeña polémica con el mundo judicial, desde el Ministerio Público no presentaron mayores reparos a dicha propuesta. Incluso Chadwick, luego que el pasado 6 de junio se reuniera con Abbott, dijo que este se mostró “disponible” para enviar propuestas y opiniones en el marco del proyecto del Ejecutivo.

No obstante, hubo un caso que abrió críticas del gobierno hacia el actuar de la fiscalía: el de Fernanda Maciel.

Un día después del descubrimiento del cadáver de la joven embarazada en Conchalí, el ministo Chadwick afirmó disparó algunos dardos contra la investigación por las dudas que despertó el hecho que se encontrara el cuerpo de Maciel en un lugar que había sido periciado en varias ocasiones.

“Obviamente que al fiscal le corresponderá señalar y dar a conocer los antecedentes que pueda dar a conocer, porque surgen algunas dudas sobre el tiempo transcurrido, los lugares donde se han encontrado a la víctima, si podría ser eso con anticipación”, señaló el secretario de Estado.

/psg