Ante los continuos reclamos de vecinos que viven en edificios afectados por el comercio sexual que se ejerce en los departamentos vecinos, el municipio de Providencia inició un operativo para terminar con el comercio sexual al interior de condominios privados, problema tratado en la última sesión del Consejo Comunal de Seguridad Pública. Los vecinos han visto afectada su calidad de vida y la plusvalía. “Tenemos aproximadamente 150 edificios tomados por la prostitución aquí en Providencia. Vino gente a dar su testimonio, que ha comprado departamentos en un edificio bonito, y de pronto se dan cuenta de que están llenos de señoritas que reciben a clientes ahí, les tocan el timbre a las 3 AM por error. Muchas veces hay alcohol, drogas y gritos”, relató la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei.

La edil agregó que se citó al SII para determinar cómo perseguir a los arrendadores y dueños por impuestos impagos y la operación de webs donde se ofrecen servicios de prostitución. La reunión contó, además, con representantes de Salud, las policías y la fiscalía, generándose un primer operativo en el edificio de calle La Concepción con Francisco Antonio Encina. Ahí, en abril de 2013 una mujer que ejercía el comercio sexual murió al caer del séptimo piso. “Ese edificio recibía dos mil visitas al mes, y en cinco días ya, con Carabineros y la PDI, logramos que todas las señoritas se hayan ido. En este momento sólo quedan tres departamentos que siguen prestando servicios. Y vamos a seguir edificio por edificio para erradicar esta práctica”, precisó Matthei.

El concejal Tomás Echiburú (RD) cree que si bien la medida es efectiva en la inmediatez, no ataca el problema de fondo. “Mi pregunta es si se ha pensado en una estrategia que permita minimizar efectos sin caer en una persecución permanente de un oficio que no es ilegal y que se va moviendo de un espacio a otro. Lo podemos mover, pero no eliminar”, advirtió Echiburú.

Rosario Brizuela, directora de Seguridad Ciudadana de Providencia, explicó que el operativo busca disuadir la demanda y atacar los delitos alrededor de la oferta. “Hay tráfico de drogas, hay publicidad de la prostitución y proxenetismo. Son muchos edificios, y Carabineros por sí solo no puede, por eso lo haremos en conjunto con Seguridad Ciudadana”, dijo Brizuela.