El gobierno chileno ofreció este viernes protección al arquero de su selección, Gabriel Arias, tras la andanada de insultos y amenazas en las redes sociales por su discreta actuación en la caída de Chile 3-0 con Perú en semifinales de Copa América.

Arias, argentino nacionalizado chileno, fue señalado como culpable del segundo gol peruano tras salir en falso de su área y dejar desguarnecido su arco, valiéndole duros insultos e incluso amenazas a su familia en sus cuentas de redes sociales, causando una gran polémica entre los detractores y defensores del portero.

“Para efectos de que si se requiere o necesitare Gabriel Arias o su familia protección o hacer la denuncia correspondiente, el Gobierno quiere manifestar que está totalmente disponible para ello”, indicó el ministro del interior, Andrés Chadwick, a la prensa.

Las amenazas, que incluían hasta una foto de su hijo de cinco años, llevaron al futbolista a cerrar sus cuentas en redes sociales, lo que abrió un debate en el país sobre hasta dónde pueden llegar las críticas sobre la actuación de un jugador en un partido.

“Las amenazas son realmente repugnantes, inaceptables y condenables desde cualquier orientación”, dijo Chadwick que aseguró que los que se esconden detrás del “anonimato para amenazar a un profesional a un deportista que viste la camiseta de nuestro país” es gente “mala”.

/gap