El gerente general de la Consultora GlobalVAS y experto en tecnología Ricardo Neira, realizó un Estudio que determina la transformación digital y define el Potencial Máximo de Automatización (PMA) que afectará a los oficios del sector portuario.

El consultor enfatizó que se debe actuar rápidamente, aduciendo que los actores principales de esta revolución industrial deben considerar como prioridad el tema de la automatización y sus consecuencias, pues “todavía estamos a tiempo para realizar las acciones y gestiones pertinente las que nos va a permitir contar con las herramientas necesarias para afrontar lo que deviene”.

Neira relató que su estudio determinó que más de 3.964 trabajadores del sector pueden verse afectados directamente por la automatización de aquí a diez años.

En este contexto, el experto recordó que para afrontar esta impronta es necesario un análisis y trabajo en conjunto de todos los sectores.

Por ello dio cuenta que “nuestro Estudio arrojó resultados alarmantes que en resumen se traducen tres puntos: las instituciones de educación superior solo llegan a promediar menos del 50% del estándar de logro enfocado en la industria 4.0, en otras palabras, nuestro futuros profesionales no estarán preparados para afrontar este cambio de paradigma; por otro lado, 3964 trabajadores podrían ser reemplazados por la automatización y 2466 más se verían afectados directamente o indirectamente lo cual se traduce que 20 de los 43 oficios del sector portuario analizados son altamente automatizables; y finalmente, hasta este Estudio no habían estudios y datos duros que nos puedan ayudar para saber la situación tecnológica actual y por ende a quién y cómo debemos reconvertir a los trabajadores”.

Frente a este escenario, el investigador agregó que la transformación digital es necesaria con el fin de determinar cuál es nuestra situación actual y cuáles son las necesidades más urgentes, una de ellas, la reconversión laboral.

“Lo que sucede en los Puertos es un ejemplo de lo que sucederá en todos los sectores. No es solo tema de la comunidad portuaria, es tema país. Lo que queremos es aplicar nuestra metodología en distintos sectores que básicamente determinan la transformación digital, el potencial de automatización de los oficios y profesiones, y los planes de capacitación enfocados en la reconversión de los trabajadores”, dijo Neira.

¿Cuáles son las conclusiones más importantes que usted puede extraer del Estudio realizado por su Consultora?

El estudio arrojó resultados alarmantes que en resumen se traducen tres puntos: las instituciones de educación superior solo llegan a promediar menos del 50% del estándar de logro enfocado en la industria 4.0, en otras palabras, nuestros futuros profesionales no estarán preparados para este cambio de paradigma; por otro lado, 4.000 trabajadores portuarios podrían ser reemplazados producto de la automatización en los próximos años y 2.500 más se verían afectados directamente o indirectamente, lo cual se traduce que 20 de los 43 oficios del sector portuario analizados son altamente automatizables; y finalmente, hasta este estudio, no había estudios y datos duros que nos puedan ayudar para saber la situación tecnológica actual y por ende a quién y cómo debemos reconvertir a los trabajadores. Este tema debe ser una preocupación del Estado, de las empresas y de los trabajadores por su impacto en la empleabilidad.

¿Está el Sector portuario preparado para afrontar la automatización?

Nuestro estudio determinó que los puertos no le otorgan la relevancia requerida al tema tecnológico, por ejemplo, sólo el 18% de los puertos analizados le asigna o tiene un encargado de TI al Nivel Estratégico. Además, la inversión en tecnología es baja y eso se verá reflejado obviamente en temas de capacitación de trabajadores enfocados en la automatización y en integración tecnológica. En otras palabras, el sector actualmente no se ve preparado para afrontar todos los cambios tecnológicos, pero hay que tener presente que este tema afectará a todo el país. Las tecnologías disruptivas y la inteligencia artificial permean todos los niveles organizacionales y toda la cadena del valor y debemos actuar en consecuencia.

¿Qué debemos hacer para afrontar esta cuarta revolución industrial?

Justamente nuestro estudio realiza nueve recomendaciones para abordar el devenir de las tecnologías disruptivas. Estos planes de acciones están enfocados en realizar estudios de prospección y difusión de los temas que la ciudadanía todavía no interioriza. Además, recomendamos cambios en la formación de profesionales y capacitación laboral, terminando con planes de reconversión concretos. Finalmente, es urgente una modificación y actualización en la legislación de cada sector y especialmente en la laboral que tenga por objeto la integración tecnológica en todos los sectores.

¿Es el Estudio replicable en otras industria y sectores?

Lo que sucede en los puertos es un ejemplo de lo que sucederá en todos los sectores. No es solo tema de la comunidad portuaria, es tema país. Lo que queremos es aplicar nuestra metodología en distintos sectores que básicamente determinan la transformación digital, el potencial de automatización de los oficios y profesiones, y los planes de capacitación enfocados en la reconversión de los trabajadores. Es un tema que estamos a tiempo si actúan de manera conjunta las empresas y los trabajadores.

/gap