El adiós de un referente. La Selección Nacional se despide de quien fuera su lateral izquierdo durante 15 años, tras su debut en febrero de 2004. Jean Beausejour anunció que ante Argentina, por el tercer lugar de la Copa América, disputó su último partido por la Roja.

Dos veces mundialista, único chileno en anotar en dos citas planetarias, campeón de las Copas América de 2015 y 2016, subcampeón de la Copa Confederaciones 2017, monarca también ese año en la Copa China… El chileno de origen haitiano de 35 años fue protagonista de la Generación Dorada y deja una huella indeleble en el equipo chileno.

Se despide después de disputar la Copa América de Brasil, su cuarta participación en el torneo continental (también jugó Argentina 2011). Tras el duelo de este sábado, completó 107 partidos por el representativo nacional adulto. Sumó seis goles y 16 asistencias.

De discurso siempre consciente, Beausejour fue uno de los líderes de la Selección durante el último lustro. Voz escuchada y respetada entre compañeros, entrenadores y también dirigentes. Para la historia quedará cuando, el 20 de noviembre de 2018, antes de un amistoso contra Honduras en Temuco, y haciendo caso omiso de la recomendación de la ANFP y del propio Arturo Salah, el zurdo encabezó el minuto de silencio en memoria del comunero mapuche Camilo Catrillanca, asesinado por Carabineros una semana antes. Ese día, el defensor vistió una camiseta que lo identificaba como Coliqueo, el apellido mapuche que le entregó su madre.

“Quisimos dar una señal de paz. Queremos que este conflicto se supere. Agradezco que tengo compañeros que tuvieron el coraje de hacer este símbolo de unidad”, dijo ese día respecto de su accionar.

Jugador atípico, se ha destacado también fuera de la cancha por su perfil pensante e intelectual. Deja el conjunto patrio para siempre. Este domingo lo confirmó tras perder el duelo con Argentina: “Mi historia como jugador de la Selección acabó hoy día. Lo analicé conmigo mismo. Lo venía pensando hace un tiempo. Si bien hay un par de cosas que apuran esta decisión, mi aspiración siempre fue retirarme de la Selección a un nivel competitivo y creo que lo logro. Logro retirándome siendo titular o siendo una alternativa válida para el entrenador de turno”, aseveró.

Luego, explicó las causas que lo llevaron a tomar la determinación: “Hay factores, como el presente en mi club que es Universidad de Chile, que hace que el próximo semestre necesite tener solo un foco de concentración. Para mí, sería muy difícil ausentarme de los amistosos y después volver a eliminatorias. Cuando uno tiene que hacer cosas, las tiene que hacer con el 100 por ciento de foco. Por eso uno toma este tipo de decisiones. Está claro que no tengo 20 años. Tengo contrato con la U hasta fines del 2020 y me proyecto hasta ahí. Después, uno irá viendo cómo termina”.

“Cuando uno toma este tipo de decisiones, normalmente no se deja contenta a toda la gente. Lo importante es sentirse tranquilo con la decisión que se toma. Uno siempre piensa en el recambio. En general, yo creo mucho en no eternizarse en los puestos. Creo que es sana la alternancia. Esta Selección tiene varios jugadores que han estado mucho tiempo. Por un tema de edad, básicamente, lo mío tiene sentido. Hay reserva para pelear eliminatorias”, agregó.

El formado futbolísticamente en Universidad Católica agradeció a sus ahora excompañeros: “Tengo solo palabras buenas para los muchachos. Uno en el fútbol, generalmente, busca la gloria o el respeto de los hinchas. El último tiempo, y hace muchos años, me he dado cuenta que una de las cosas más importante es el respeto de tus pares. Tener el respeto y cariño de tus pares me llena demasiado. En ese sentido, me voy tranquilo. Desde las diferencias que tengo muchas cosas con ellos, me voy queriéndolos y me siento querido. Eso es impagable”.

Finalmente, tuvo palabras para su último entrenador en la Selección, Reinaldo Rueda. “Es un tipo que no se victimiza. No es llorón. En las malas, nunca sale a llorar. Esas cosas se van valorizando. Para mí, ha comandado un proceso que no ha estado exento de problemas de forma buenísima. Él asumió y ha buscado a su manera de tratar de solucionar las cosas”, concluyó. Y así, sin aviso previo, el lateral anunció que la Roja, para él, ya es pasado.