Un beneficio de condonación de hasta un 100% en intereses y multas en deudas tributarias y de contribuciones es lo que anunció este lunes el Gobierno en voz del ministro de Hacienda, Felipe Larraín; el titular de Interior, Andrés Chadwick; y el jefe de la cartera de Desarrollo Social, Sebastián Sichel.

¿Para quiénes? Para todas aquellas personas, naturales o jurídicas, que hayan sido víctimas de violencia rural y que figuran en el catastro que administra el Ministerio del Interior. Ellos, de acuerdo a lo informado por el Gobierno, podrán activar este beneficio durante los próximos seis meses en cualquier oficina de la Tesorería General de la República.

Así, según indicaron los secretario de Estado, el 90% de los casos se encuentran en La Araucanía y el 10% restante en la Región del Biobío y la de Los Ríos.

En ese sentido, el ministro Chadwick detalló que “las personas que se han establecido como beneficiarias son las que están dentro del catastro, que son las que han efectuado la denuncia correspondiente ante Carabineros, la PDI o la Fiscalía”.

Considerando que los mayores beneficiaros se encuentran en la Región de La Araucanía, el titular de Interior comentó que “en esa zona ha habido violencia que se ha manifestado ya sea porque se destruyeron maquinarias, ya sea porque se incendian casas, ya sea porque se afectan con incendios producciones agrícolas, o ya sea porque son víctimas directas”.

Así, recalcó que dos grandes rubros que se pueden ver beneficiados con esta condonación son “los emprendedores que están con sus maquinarias en las faenas forestales, o bien los que están desarrollando la actividades de transporte”.

Por su parte, el ministro Larraín recalcó que “estamos conscientes de que hay personas, pymes, emprendedores que han sido víctimas de violencia y que eso no solo les ha ocasionado daños personales, sino que también materiales, que les ha dificultado mucho su labor. Por lo tanto, el Gobierno quiere dar este beneficio como una señal muy concreta de que vamos a estar del lado de aquellas personas que han sido víctimas de violencia”.

Consultado por el impacto fiscal que tendrá la medida, Larraín señaló que “es complejo de determinar, porque si bien es cierto que esto se condona, también hace que mucha gente regularice su situación tributaria y por tanto no es llegar y hacer un supuesto, si no que puede que esto incluso recaude en términos netos”.

/psg