El entrenador de la Universidad Católica Ariel Holan mostró todo su fastidio con los arbitrajes en el campeonato nacional justo antes de que terminara el primer tiempo entre la UC y Everton.

¿Qué pasó? El juez principal Héctor Jona cobró un penal a favor de la UC y luego de largo rato, y cuando Zampedri ya estaba listo para patear frente a Herrera, fue a revisar la jugada a la pantalla del VAR y anuló el cobro, lo que provocó la furia de Holan.

El entrenador se descargó con el cuarto árbitro, Juan Ignacio Sepúlveda, con quien tuvo un tenso diálogo.

“¿Cómo hago para conservar la calma?” Le dijo el argentino luego de que anularan el cobro.

“¿Sabés qué pasa? Son todos los partidos iguales…Digan que no quieren que salgamos campeones y ya está. No hay problema y no nos hacemos mala sangre”, complementó Holan.

“¡Es una vergüenza!”, finalizó el entrenador, en una conversación que se escuchó a través de los micrófonos de TNT Sports.

/