Una importante “jugada judicial” realizó la presidenta del CDE María Eugenia Manaud al solicitarle al Tribunal Constitucional que dé prioridad a la vista del caso por malversación de caudales públicos que involucra al ex comandante en Jefe del Ejército Humberto Oviedo.

La autoridad del organismo que defiende al fisco sostuvo, en un escrito ingresado hoy, que como el propio TC ya aclaró que todo el caso por el fraude en el Ejército está paralizado se hace necesario que el organismo le dé prioridad y se revise lo antes posible el fondo del asunto de este requerimiento que se ingresó en enero de este año.

“En base al principio de proporcionalidad entre el interés al esclarecimiento de los delitos y la garantía de los derechos de los imputados, esta parte solicita que, habiendo dispuesto, en definitiva, la paralización total de la investigación, se otorgue preferencia a la vista del requerimiento de inaplicabilidad por inconstitucionalidad presentado por la defensa del Sr. Oviedo, y así evitar perjudicar la investigación en curso“, dice el escrito.

Asimismo, la presidenta del CDE acusó a los ministros del TC de que “se ha producido una grave inconsecuencia al mantener la medida cautelar de suspensión decretada sobre la base de la falta de acceso a la investigación del imputado, único fundamento del requerimiento en comentario, en circunstancias que no existe tal supuesto impedimento de acceso a la investigación que afecta al requirente”. Esto último porque la defensa del general (R) Humberto Oviedo ya ha tenido acceso a la investigación, una situación muy distinta a cuando recurrió al TC. En esa oportunidad lo que se impugnó, justamente, era el secreto de sumario que ya no es tal.

Ayer la ministra en visita extraordinaria Romy Rutherford solicitó a la primera sala del TC aclarar si la suspensión que reiteró entonces debía entenderse para todo el caso denominado Fraude en el Ejército, debido a que en la resolución que se dio a conocer el viernes 5 se sostenía que esta abarcaba todos los cuadernos que tramita la magistrada, en algunos de los cuales hay otros militares procesados.

En espera de esa respuesta, hoy el CDE -a través de un escrito de tres páginas firmados por su presidenta- le señala al TC que lo que se desprende de su resolución es que se ha paralizado el caso completo. “Por consiguiente, y a menos que se precise algo diferente a propósito del oficio N° 464-19, de 8 de julio del actual, remitido por la ministra en visita, Rutherford, en el que solicita se aclare si la suspensión comprende toda la causa pero únicamente en relación al señor Oviedo Arriagada o si dispone la paralización de todos los cuadernos de la causa que se encuentre en sumario, en relación con cualquier imputado o procesado, respecto de cualquier delito que se investiga, pareciera ser que la suspensión abarcaría el segundo supuesto señalado“.

Manaud agrega que de ser esto último así (que todo el caso y todas las aristas estén suspendidas), ” se afectaría de modo relevante la tramitación de las 29 diversas aristas que componen esta investigación, que persigue establecer la responsabilidad penal de personal militar del Ejército en muy distintos y graves delitos contra el patrimonio público, la fe pública y la probidad administrativa, y que naturalmente –por afectar una institución fundamental del Estado- ha concitado la atención de la ciudadanía“.

Si el TC decidiera rechazar la petición del CDE de que la causa de Oviedo se vea lo más pronto posible en el pleno del organismo, la abogada Manaud solicitó -en subsidio- que se deje entonces sin efecto la suspensión de la causa. Esto ya que la afectación al debido proceso por el cual Oviedo recurrió al TC y que tenía relación con el impedimento de tener conocimiento los hechos por los cuales estaba siendo investigado ya no son secretos. “La defensa del afectado tiene -desde hace dos semanas conocimiento del sumario en la arista en la cual ha sido sometido a proceso por malversación de caudales públicos”, dice la petición.

/psg