“Me fui al baño a orinar y me quedé afuera de los cinco. Así que iba a patear el sexto si tenía la oportunidad. He pateado en partidos oficiales y gracias a Dios lo pude convertir. Me gusta mucho tirar penales y los practico en la semana”, dijo el arquero Matías Dituro sobre los minutos que se tomó para ir a los servicios higiénicos antes de que se iniciara la tanda de penales ante Deportes La Serena que terminó en la clasificación de Universidad Católica a los octavos de final de la Copa Chile, instancia en la que el argentino fue vital, pues atajó el sexto penal lanzado por Sebastián Rivera y anotar el propio, que selló el paso el 6-5 (el partido terminó 2-1 para la UC) y el consecuente paso a la siguiente etapa.

El portero reveló, además, que siempre entrena patear penales y que, además, en esta ocasión tenía un “torpedo” con la forma en que disparaban los zagueros papayeros solían enviar sus lanzamientos.