El Presidente Sebastián Piñera sorprendió en el marco de la ceremonia del Juramento a la Bandera realizado en la Escuela Militar del Ejército de Chile al firmar un decreto que da atribuciones a las FF.AA. para combatir el narcotráfico y el crimen organizado en las fronteras terrestres del país.

Sin embargo, desde ayer y durante esta jornada surgieron dudas respecto a que si los efectivos militares podrían cumplir también labores de control migratorio, lo que fue descartado hoy por el ministro de Defensa, Alberto Espina, en La Moneda.

“El tema migratorio corresponde a Carabineros e investigaciones, no a las Fuerzas Armadas, salvo en el mar, donde las Armada de Chile De hace muchos años cumple una labor la policía marítima, pero la labor nuestra es enfrentar el narcotráfico y el crimen organizado”, indicó.

Indicando, además, que “no le corresponde (a las Fuerzas Armadas)” involucrarse en el tema migratorio en la parte terrestre del país. Aclarando que “lo que las Fuerzas Armadas van a hacer en esta materia, si descubren que hay zonas por donde están ingresando ilegalmente personas van a entregar la información a Carabineros y a Policía de investigación para que ellos actúen. Eso es lo que les corresponde hacer”.

Cabe recordar que actualmente la Directemar, que depende de la Armada de Chile, realiza labores de control en la frontera marítima del país. Incluso, la semana pasada el subsecretario Ubilla dijo que ese personal se había reforzado.

Ayer, desde Presidencia sostuvieron que el decreto anunciado por el Mandatario está siendo revisado por el equipo jurídico y que los detalles sobre por cuánto tiempo se implementará esta medida y en qué lugares de la frontera dependerán del Ministerio de Defensa.

FF.AA. y combate narcotráfico en poblaciones

La prensa de Palacio le consultó a Espina por las declaraciones emitidas por el ministro del Interior, Andrés Chadwick, hace un par de meses, respecto a una idea de parlamentarios UDI que pedían que las FF.AA. combatieran el narcotráfico en villas y poblaciones: “No es necesario, ni lo consideramos conveniente”, dijo en dicha oportunidad.

Consultado sobre si en el futuro, a raíz de este decreto, podría darse que efectivos militares estén en zonas residenciales combatiendo estos delitos, Espina lo descartó de plano.

“No, definitivamente no corresponde a las FF.AA. de Chile participar en el orden público que pueda ocurrir respecto al narcotráfico en villas y poblaciones (…). El ministro Chadwick lo dijo en el contexto del trabajo de las FF.AA. en la lucha contra el narcotráfico en villas y poblaciones, que es una labor que le compete a Carabineros y la PDI. Nosotros lo que hacemos es batallar en las fronteras”, indicó.

Chadwick defendió decreto

El ministro del Interior, Andrés Chadwick consultado sobre si este decreto tenía una “doble intención” y serviría también para que ayuden a controlar la migración, Chadwick recordó que esta medida se comenzó a trabajar en septiembre del año pasado a través del trabajo realizado en la macrozona norte, donde surgió la preocupación por este tema.

“Tenemos fronteras muy amplias, de difícil control, cuyo control fundamental está en Carabineros, y que necesitamos apoyar el control policial que hace Carabineros, con la tecnología, el equipamiento, la vigilancia, el transporte que nos pueden brindar las FF.AA. en el control de las fronteras terrestres, de igual manera que lo hace Directemar en las fronteras marítimas”, indicó el secretario de Estado”, añadió.

Afirmando que necesitan a los efectivos de las FF.AA. para las fronteras terrestres “porque tenemos fronteras demasiado amplias y es un paso que queremos controlar al máximo en materia de crimen organizado”.

El secretario de Estado también fue consultado por denuncias de presuntos malos tratos por parte de funcionarios chilenos a venezolanos que solicitaban visa, lo que fue rotundamente negado por Chadwick.

“No es así, y en eso el gobierno ha tenido una sola postura. Hemos tenido medidas muy especiales en materia de carácter humanitario. Hemos puesto nuestra visa de responsabilidad democrática, hemos ampliado la vigencia de los pasaportes, tenemos una atención humanitaria especialísima”, aseguró.

Aclarando, eso sí, que “la acción humanitaria la tenemos que acompañar desde una responsabilidad país, y esa responsabilidad es exigir y establecer los controles migratorios para efectos de que podamos limitar el ingreso irregular, ilegal, no solo de venezolanos, sino que de cualquier persona que pretende ingresar a Chile de manera ilegal. Porque así como cumplimos con nuestra labor humanitaria cumplimos fuertemente con nuestra responsabilidad de control de las fronteras”.

/psg