Donald Trump sufrió un gran revés este lunes en su intento por no dar detalles de sus finanzas, luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos allanó el camino para que un fiscal de la ciudad de Nueva York obtenga las declaraciones de impuestos del ex Presidente y otros registros financieros como parte de una investigación criminal.

Los magistrados rechazaron sin comentarios la petición de Trump de dejar en suspenso un fallo de un tribunal inferior del 7 de octubre, que ordenó a la empresa contable del empresario convertido en político republicano, Mazars USA, entregar los materiales a un gran jurado convocado por el fiscal del distrito de Manhattan, el demócrata Cyrus Vance.

“El trabajo continúa”, dijo Vance en un comunicado emitido tras la medida del tribunal.

Un abogado de Trump no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

El Tribunal Supremo, que tiene una mayoría conservadora de 6-3 y que incluye a tres personas nombradas por Trump, ya se había pronunciado una vez en la disputa, en julio pasado, rechazando el argumento del ahora ex Mandatario de que era inmune a las investigaciones penales como presidente en funciones.

A diferencia de todos los demás presidentes recientes de Estados Unidos, Trump se negó durante sus cuatro años de mandato a hacer públicas sus declaraciones de impuestos. Los datos podrían proporcionar detalles sobre su riqueza y las actividades de su empresa inmobiliaria familiar, la Organización Trump.

El republicano, que dejó su cargo el 20 de enero tras ser derrotado en su intento de reelección el 3 de noviembre por el demócrata Joe Biden, sigue enfrentándose a una serie de problemas legales relacionados con su conducta personal y empresarial.

La investigación de Vance, que comenzó hace más de dos años, se había centrado en los pagos de dinero por silencio que el ex abogado del entonces presidente, Michael Cohen, hizo antes de las elecciones de 2016 a dos mujeres -la actriz de cine para adultos Stormy Daniels y la ex modelo de Playboy Karen McDougal- que dijeron haber tenido encuentros sexuales con Trump.

En recientes presentaciones judiciales, Vance ha sugerido que la investigación es ahora más amplia y podría centrarse en posibles fraudes bancarios, fiscales y de seguros, así como en la falsificación de registros comerciales.

/psg