El Atlético de Madrid le declara la guerra al Barcelona por Antoine Griezmann. El club colchonero aclara que, desde su perspectiva, el fichaje del delantero francés por los azulgranas no está cerrado, a diferencia de lo que estiman los catalanes, quienes incluso anunciaron la operación a través de sus canales en internet.

A través de un comunicado, también publicado en la red, los madrileños fustigan la operación. Primero, explican el procedimiento que adoptó el abogado del jugador para allanar su llegada al Barça. “Antoine Griezmann, representado por su abogado, ha comparecido en la sede de la Liga de Fútbol Profesional para rescindir unilateralmente el contrato que vincula al jugador con el Atlético de Madrid, habiendo depositado el Fútbol Club Barcelona en nombre y por cuenta del futbolista la cantidad de 120 millones de euros”.

Sin embargo, luego precisan que el monto depositado es menor al que exigen, de acuerdo al contrato del jugador. “El Atlético de Madrid considera que la cantidad depositada es insuficiente para hacer frente a su cláusula de rescisión, puesto que es obvio que el compromiso del jugador y del Fútbol Club Barcelona se cerró antes de que la citada cláusula se redujera de 200 a 120 millones de euros. También fue anterior a la fecha en la que se produjo la modificación de la cláusula la comunicación que el jugador realizó el 14 de mayo anunciando su desvinculación del club”, sostienen.

“El Atlético de Madrid cree que la extinción del contrato se produjo antes de la finalización de la pasada temporada por hechos, actos y manifestaciones realizadas por el jugador y por ello ha iniciado ya los procedimientos que ha considerado oportunos para la defensa de sus derechos e intereses legítimos”, advierte, en relación a una teleserie que seguirá recibiendo capítulos en el transcurso de los próximos días.