Novak Djokovic ha tenido que jugar como el número uno mundial y vigente campeón de Wimbledon que es para doblegar al invitado sorpresa en la fiesta del ‘Big 3’ en las semifinales del All England Club, Roberto Bautista.

‘Nole’, 32 años, disputará el domingo (15.00 horario peninsular español) su sexta final en Wimbledon, la 25ª de Grand Slam, contra el mejor de la segunda semifinal, entre Rafa Nadal y Roger Federer. Tetracampeón en este torneo y con 15 coronas ‘grandes’, el serbio se ha impuesto a Bautista, 31 años y 22º ATP, por 6-2, 4-6, 6-3 y 6-2 en 2h.48’.

Djokovic ha sufrido para imponer la lógica, su mayor calidad y experiencia sobre un debutante en una penúltima ronda de Grand Slam. El balcánico ha gritado una y otra vez al cielo, pero también contra su entrenador Marian Vajda (Goran Ivanisevic sólo podía estar la primera semana). Hasta ha tenido gestos de fastidio contra los 15.000 aficionados de la ‘Catedral’ cuando éstos jaleaban y premiaban el esfuerzo de Bautista, especialmente al ganar la segunda manga.