La actual reforma previsional, que se está gestionando en el congreso, incluyendo la discusión de que entidad pública se hará cargo del 4% adicional, ya se está quedando atrás con respecto a si es suficiente como para mejorar las pensiones de nuestro país. El Gobierno, ha descartado que el Banco Central sea la entidad elegida, ya que por ley no cumple los requisitos exigidos para ello y porque además no le corresponde en su rol actual.

Dicho lo anterior, hay que tener en claro que ninguna entidad, privada o pública, podrá asegurar una rentabilidad igual o mayor a las actuales AFPs, porque nunca se ha hecho efectiva otra empresa que se haya dedicado exclusivamente a la administración de los fondos previsionales. Por lo mismo no es posible una comparación con algo que nunca ha existido.

También hay que señalar, que la entidad designada, que hasta el momento no existe ninguna en concreto, no debiera tener conflictos de intereses, porque además tendría que ser de giro único, como son las AFPs, por lo mismo, tendrían que regirse por las mismas condiciones y cobrar una comisión por la administración de ese 4% adicional. En resumen, una doble comisión y cabe señalar que las comisiones que cobran las administradoras de fondos de pensión, no incrementan el ahorro obligatorio, es un pago obligatorio por la administración de esos dineros y se descuenta del sueldo imponible y eso se traduce en menor sueldo líquido para el trabajador.

Aunque se aprobara ese 4% de cotización adicional, aporte de cargo del empleador en el caso de los trabajadores dependientes, éste no será algo inmediato, y estará en régimen en unos cuantos años más. Sin embargo, también hay que analizar que, los trabajadores que cotizan en forma independiente no tendrán ese aporte y por ende, sus futuras pensiones no tendrían ningún aumento ni hoy ni mañana.

Quien administre ese porcentaje adicional, no significará que las pensiones aumentarán, porque ese 4% es tan marginal, porque debe ser aportado en forma gradual, para no afectar el empleo,  que actualmente ya está quedando corto, antes que empiece la discusión previsional y que sea aprobado o rechazado por el congreso, y ya sabemos que, en este tema tan sensible para toda la población y especialmente para los adultos mayores, los políticos se toman su tiempo y en definitiva todo queda en nada.

Claramente, el tema previsional, es uno de los grandes desafíos no sólo de nuestro país, sino del mundo entero indistintamente la formula que aplica cada país, para ello existen algunos organismos intergubernamentales como es la OCDE, a la cual pertenecemos con mucho orgullo, pero que no hemos estado a la altura de lo que se nos exige como país integrante y activo, donde la inacción por parte de las entidades, de los gobiernos y especialmente por los políticos que no se ponen de acuerdo, en un tema de Estado,  hoy nos pasa la cuenta porque el pasado nos condena.

 

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com