Un día después del anuncio del presidente Sebastián Piñera sobre la conformación de un acuerdo nacional tras la serie de atentados que han ocurrido en la Macrozona sur, esta mañana se ha conocido un nuevo hecho de violencia esta vez en la comuna de Cañete.

Se trata de un ataque a una empresa forestal en la zona de Huillinco donde fueron quemadas: dos torres, dos cargadores, dos furgones, un procesador y dos comedores. La afectada es la empresa de servicios Kupal que trabaja en la zona entre puente Quelén y Cañete.

El atentado ocurrió durante esta mañana y las imágenes muestran todavía las máquinas en llamas mientras algunos trabajadores llegaban al lugar para darse cuenta de la destrucción de las máquinas.

Hasta el momento no hay información sobre posibles sospechosos o personas que hayan sido vistas en el lugar, pero sí fue encontrado un panfleto donde se lee: “Ni la cárcel, ni las balas detendrán la reconstrucción nacional mapuche. Con control territorial y sabotaje al capital avanzamos hacia la liberación nacional mapuche”.

Durante la mañana, al lugar llegaron bomberos con apoyo aéreo para poder controlar las llamas de las máquinas afectadas.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

/psg