En línea con las expectativas del mercado, el Consejo del Banco Central mantuvo la Tasa de Política Monetaria en 2,5%, pero la decisión no fue unánime y el ente rector dejó abierta la posibilidad a un nuevo recorte en el IPoM de septiembre.

Así, según consignó el instituto emisor en su comunicado, la opción de mantener la tasa de interés fue adoptada por la mayoría de sus miembros, votando a favor de ella el presidente del Central, Mario Marcel, el vicepresidente Joaquín Vial y los consejeros Rosana Costa y Alberto Naudon. Sin embargo, el consejero Pablo García votó por reducir la TPM en 25 puntos base, hasta 2,25%.

Cabe destacar que la decisión del ente rector está en línea con los Operadores Financieros encuestados por la entidad, los que prevén que el Central recorte la tasa en septiembre. La mantención de la TPM se da luego de que, contra toda proyección, el consejo decidiera rebajar en 50 puntos base la tasa en la reunión anterior. Así, pasó de 3% a 2,5%.

De acuerdo a las razones difundidas hoy, “el Consejo considera que la información acumulada desde la publicación del último IPoM ha incrementado los riesgos sobre la oportuna convergencia de la inflación a la meta (3%) en el horizonte de política”.

“En particular, por los menores registros de inflación de servicios, cuya persistencia es elevada en relación con otros componentes del IPC y por los riesgos en torno a la evolución futura de la actividad y la demanda, en un contexto de alta incertidumbre externa”.

Así, consigna el Central, “de persistir estas tendencias, el Consejo estima que será necesario ampliar el actual estímulo monetario, en una magnitud que será evaluada en el próximo IPoM”.

“Con ello, reitera su voluntad de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de dos años”, concluyó el documento de los consejeros.

/psg @EstudioEstadio