¿Conoce quién es el Intendente de su región? ¿Aprueba o desaprueba la gestión de la intendenta de Santiago, Karla Rubilar?. Esas preguntas fueron parte de un focus group encargado por el gobierno a fines de enero, a través de la Secretaría de Comunicaciones (Secom), y que realizó la empresa Cadem con un costo de $12 millones.

El estudio registrado como uno “que permita conocer las opiniones de la ciudadanía con respecto a sus autoridades regionales” es solo uno de los encargos periódicos que la empresa entrega a la división que depende de la Secretaría General de Gobierno (Segegob), ministerio encabezado por Cecilia Pérez, y que se enmarca dentro de la serie de estudios que La Moneda ha solicitado desde junio de 2018 y que solo se hacen públicos una vez que termina el periodo presidencial. En los últimos doce meses se contabilizan 33 órdenes de compra, es decir, un promedio de dos contratos por mes.

Si bien otras divisiones del gobierno encargan mediciones para evaluar el impacto de sus políticas públicas, las que pide la Secom a través de la Segegob, son las que usa La Moneda como insumo tanto para la evaluación política de Piñera y sus ministros, como de las reformas que se han impulsado. Esas mediciones, además, se toman en cuenta para tomar definiciones estratégicas.

La Universidad del Desarrollo (UDD), Cadem, Ipsos, Chile Tendencia, Conecta Media y Adimark son las principales empresas que realizan estudios de medición para el Ejecutivo, a través de trato directo, y que quedan registrados en el portal Chile Compra. En total, hasta la fecha el gobierno de Piñera, a través de la Segegob, ha desembolsado $582 millones por este concepto.

Tanto la UDD como Cadem son las únicas entidades a cargo de realizar estudios periódicos para la Secom y por ese motivo emergen como las que más cobran a La Moneda. Desde junio, la casa de estudios ha entregado cerca de 65 mediciones y ha cobrado $240 millones por ellas. Mientras que la Segegob ha desembolsado $214,4 millones para Cadem por su trabajo.

Los métodos utilizados

La UDD -fundada en 1989 por Cristián Larroulet (jefe de asesores del Segundo Piso), el actual alcalde de Las Condes Joaquín Lavín y el ex dueño de Penta Carlos Alberto Délano, entre otros- realiza encuestas semanales, de forma cuantitativa, hechas a través del sistema de “paneles”. Esto es, cerca de 1200 personas, reclutadas con anterioridad de forma presencial y que a través de mensajes de texto responden semana a semana a las distintas preguntas que el gobierno pide.

“La ventaja de nuestro método es porque es un panel. Y los paneles tienen la virtud de que puedes ir conociendo las variaciones y preguntar sobre los cambios de opinión de la población. El que sea el mismo individuo te da un grado de certidumbre respecto de por qué él cambió”, comentó Eugenio Guzmán, decano de la Facultad de Gobierno de la UDD, a La Tercera PM.

Durante el primer gobierno de Piñera, la entidad que realizaba la mayor cantidad de estudios para La Moneda era la Pontificia Universidad Católica. Sin embargo, en este segundo mandato se optó por la UDD debido a la metodología que usan -según comenta Guzmán- y también a la buena predicción que realizaron de la última elección presidencial.

Por su parte, la mayoría de los estudios que realiza Cadem al gobierno se realizan con métodos cualitativos. O sea, focus group donde se consulta desde el conocimiento y aprobación de los intendentes, hasta temas de seguridad o políticas públicas para los adultos mayores. En total, desde junio de 2018, el gobierno le ha pagado a Cadem casi $215 millones por sus mediciones.

La empresa Ipsos Chile ha recibido cinco pagos por estudios cualitativos y cuantitativos y que, según consta en las boletas registradas en Mercado Público, se han enfocado en la aprobación de autoridades y “percepción ciudadana por temas de coyuntura”. En total, esa empresa ha cobrado $66,5 millones por sus estudios. Asimismo, Conecta Media registra dos pagos por mediciones a la Secom sobre las “opiniones de la ciudadanía” por un total de $34,8 millones.

Adimark, en tanto, si bien realiza varias mediciones para otras reparticiones públicas, solo registra una con la Segegob y que costó $6,4 millones.

Por su parte, la empresa Chile Tendencia -cuyo principal socio es Juan Pablo Lavín, hijo del edil de Las Condes- ha vendido tres mediciones a la Secom con la misma metodología que usa la UDD. Cada grupo de “panelistas” consta de 1200 personas provenientes de varias regiones del país. De hecho, la empresa colabora con la casa de estudios en la realización de uno de esos paneles. En total, La Moneda ha pagado $19 millones a esa empresa.

“El gobierno necesita encuestas serias que se entreguen lo más rápido posible. Y nosotros conseguimos eso fidelizando a nuestros encuestados con diversas formas de pago. Por ejemplo puede ser la entrega de tarjetas bip cargadas o entradas para el cine”, cuenta Lavín.

/psg